26.3.12

En Andalucía se la juega IU

Tras los resultados de las elecciones en Andalucía sí cambian algunas cosas. Seguramente no la política de destrucción de derechos sociales emprendida por el gobierno de Rajoy que, aunque no contaba con esta situación andaluza, ostenta tan amplia mayoría en el Parlamento que no le va a temblar el pulso para continuar por esa senda. Pero hay una fuerza política que ha duplicado su número de representantes en la cámara andaluza y en consecuencia es quien decidirá si gobiernan unos u otros y, lo que es más importante: tendrá que explicarlo.

Cuando Izquierda Unida decidió no dar su apoyo al PSOE en Extremadura la situación era bien distinta. Aún gobernaba Zapatero y este había asumido tiempo atrás que la derecha alemana los grandes grupos financieros dirigieran su política sin contemplaciones. El castigo al PSOE era muy explicable.

Ahora  no es que el PSOE sea un partido diferente, es el mismo partido que se vende de izquierdas y no lo es, pero su situación sí es distinta. El PSOE andaluz se ha encontrado con unos resultados que no esperaba y, de todas las maneras, no son un premio sino consecuencia de un castigo a las políticas del Partido Popular. Y en este contexto de debilidad para unos, IU se encuentra fortalecida. Ahora tiene la histórica oportunidad de mostrar a su electorado cómo se comporta gestionando esa fortaleza. Y el papel que le toca jugar no es sencillo.

No es si deja gobernar o no a Griñán sino cómo le deja y por qué o cómo no le deja y por qué no. Las explicaciones que, a pesar de las tensiones internas que se dieron, no fueron tan demandadas en Extremadura, aquí sí lo serán.

IU se ha presentado con un programa electoral firmado ante notario. Ese es el documento que dicen que pondrán sobre la mesa de la negociación. Y a partir de aquí las posibilidades que se plantean son variadas y además, esas diferencias, son el reflejo de sus dirigentes y votantes porque no todos piensan de la misma forma ni creen en la misma fórmula.

De la conclusión a la que se llegue IU puede salir reforzada o puede perder todo su crédito. No es lo mismo formar parte de un gobierno que no hacerlo, no es lo mismo dejarse engañar que no hacerlo, no es lo mismo tener peso en las decisiones que no tenerlo, no es lo mismo un apoyo incondici...

En fin, que IU es quien más se la juega en Andalucía aunque pueda parecer otra cosa. Porque IU tiene mucho votante que a veces vota y a veces no, y mucho votante que busca otras opciones cuando ve ese partido estancado y vacío y mucho votante potencial que nunca termina siéndolo.

Hoja de ruta:
1.- Sobre la mesa acciones concretas con fecha de ejecución y, si no se ejecutan, retirada de apoyo.
2.- Sobre la mesa acciones que no han de ejecutarse y, si se ejecutan, retirada de apoyo.
3.- Auditar constantemente cualquier acción o propuesta no contemplada en los puntos anteriores.
4.- Referéndum vinculante entre la militancia de su partido en Andalucía para apoyar o no apoyar el acuerdo alcanzado si se alcanza alguno.
5.- Hacer público el acuerdo si se llega al mismo.

Porque una cosa es impedir que gobierne la ultraderecha del PP y otra es dejar que el gobierno que ejerza el PSOE sea también de esa longitud de onda para no sentirse culpable de lo primero.

Si gobierna el PP que sea porque el PSOE no quiere hacer políticas sociales y económicas solidarias y justas. Si gobierna el PSOE que sea porque está dispuesto a llevarlas a cabo.


No hay comentarios: