18.2.11

Sortu

Aún no he publicado ninguna entrada hablando del nuevo partido político que se ha creado tras la reflexión o lo que sea llevada a cabo por Batasuna. Al leer la noticia de la creación del partido y del contenido de sus estatutos comprendí que, en efecto, están dispuestos a tomar parte con las mismas herramientas que el resto. Esto es lo que se esperaba desde hace mucho tiempo y al final ha llegado.

Las dudas pueden seguir estando, y seguramente seguirán estando, pero hoy por hoy no veo muchas posibilidades de que puedan echarse atrás una vez más. Sea un partido legal desde ya o no lo sea de momento. No tendría demasiado sentido que, tras declarar públicamente su rechazo a ETA, y lo gordo es que han dicho ETA, luego vuelvan por donde han venido. De todas maneras sí tengo recelos sobre cómo van a afrontar esta separación. No es lo mismo que den la espalda del todo al terrorismo a que, tras el rechazo, vengan los honores. Y con esto hablo claramente no del apoyo o silencio tras posibles antentados sino de los homenajes a asesinos o cómplices que vayan saliendo de las cárceles, que vayan muriendo o que vayan regresando.

Si uno deja de lado un camino porque no le gusta a dónde le puede llevar o por dónde le ha estado llevando, y lo hace sinceramente, no puede luego aplaudir todo lo que ese camino encuentra a su paso.

Como era de esperar, y si alguien no lo esperaba es que es nuevo en esto, no dejan de alzarse las voces que no parecen alegrarse del nuevo rumbo. Incluso de quienes se empeñan en zancadillear la posibilidad de que un buen día se cierre esta penosa página de nuestra Historia reciente. Llevamos tanto tiempo escuchando qué debian hacer para volver a participar como los demás que, después de que lo hayan hecho, la posibilidad de que no sea suficiente como dicen por ahí es absolutamente absurda.

Y esto es otro paso para el fin definitivo de ETA. Un final que no se logra gracias a ellos pero ahora se echan a un lado y dejan de estorbar.

No hay comentarios: