12.1.11

Sintomatología II

Porque no todo va a ser bueno en este proceso, es preciso que señale también síntomas que no me gustan aunque en sí mismos no tengan que ver con las posibilidades de que ETA desaparezca. Hay cosas que tienen más que ver con esa situación de Paz a la que queremos llegar y que va mucho más allá de la ausencia de una banda terrorista.

Por eso quiero dejar claro que no me parece bueno que la autodenominada IA siga llamando presos políticos a presos de ETA cuando no lo son, cuando de esta forma la dignidad de los verdaderos presos políticos se ve menoscabada y cuando esto supone dar un estatus que no merecen a todos los que nos han tenido tanto tiempo viviendo en esta situación.

Una vez desaparecida ETA nuestra sociedad va a necesitar que todos reconozcamos los errores que hemos cometido para que podamos vivir realmente juntos. El llamar preso político a un tipo que está en la cárcel por participar directa o indirectamente en asesinatos nos alejará de esa deseada situación. Y está también el repugnante tema de los homenajes.

Escribo esta entrada tras leer la entrevista realizada a Arnaldo Otegi por el diario Gara.

11.1.11

Sintomatología I

Las palabras de Txelui Moreno que he leído en Público son un muy buen síntoma. No es baladí que el portavoz de Batasuna declare que este algo el fuego es definitivo, que diga que se acabó "para siempre" todo esto. Es muy importante porque no es un mensaje que él quiera lanzar únicamente a la opinión pública. También es una advertencia a ETA. Es como decirles "nosotros ya no vemos posible vuestro retorno". Y como dije ayer esto una de las claves más necesarias.

Moreno, con estas palabras, está negando la posibilidad de volver a mostrarles su apoyo, está cerrando el camino a aquellos que, desde dentro de ETA, puedan no ver irreversible su último comunicado. Quien pretenda volver se va a encontrar prácticamente solo, esa es la cuestión.

10.1.11

ETA declara alto el fuego

Bueno, después de varias semanas en las que muchos han dicho que tarde o temprano ETA iba a dar este paso, por fin se ha producido. El comunicado no es tan contundente como quisiéramos, aún así, encontramos algún punto que nos puede dar un poco de esperanza.

La verdad es que el comunicado empieza de una forma realmente inaceptable, con ETA diciendo cuáles han de ser los pasos a dar y cómo deben darse estos pasos. ETA no es nadie para hablar así. No puede pretender ser un referente político a estas alturas, de hecho no me cabe ninguna duda de que entre las varias razones por las que han dado este paso una de las más importantes es que ya no lo es. Los pasos dados por Batasuna alejándose de las directrices marcadas por la organización terrorista han hecho mucho daño a la fortaleza de la banda.Una estructura como la suya no puede sobrevivir exclusivamente en el plano militar, es inviable sin un apoyo sociopolítico.

Pero es cierto que hay razones para pensar que en esta ocasión las cosas pueden llevar un escenario mejor. En este comunicado ETA dice que el alto el fuego es "permanente y de carácter general que puede ser verificado por la comunidad internacional". El hecho de que se pueda verificar que la banda paraliza todas sus acciones añade cierta seguridad a los pasos que se puedan ir dando ya que, debido a lo sucedido en anteriores ocasiones, la desconfianza es lógica. También me parece importante que ETA reconozca a los agentes políticos y sociales como los actores del plano político. De todas maneras esto último también tiene una lectura menos positiva y es que ETA parece condicionar el "final de la confrontación armada" a que se llegue a ciertos acuerdos, cuestión que no les atañe en ningún caso.


En definitiva, si algo muestra este comunicado, en mi opinión, es que ETA está en un callejón sin salida que le llevará a su desaparación exista o no acuerdo político a los niveles que exige, siempre y cuando el sector social y político que hasta ahora les acompañaba siga día a día mostrando el rechazo a la tutela hasta ahora soportada, y en esto último sí confío porque es innegable que es la única vía que tiene dicho sector.


Por último, aunque las reacciones al comunicado no vayan a ser de aplausos y vítores precisamente, no me alarmaría demasiado. Estas reacciones, como siempre, van a ser fruto de los intereses políticos de cada cual. Yo no dudo de que entre los partidos, los gobiernos y los terroristas van a existir, si no existen a estas horas, contactos. ¿Para qué? Para preguntar cómo pretenden cerrar la persiana y para decirles hasta dónde se puede llegar en cuestiones de política penitenciaria.