30.12.10

Torturadores

Cuatro guardias civiles han sido condenados a penas entre cuatro años y medio de cárcel a dos años de localización permanente por torturar a dos terroristas. Además de esto estos cuatro torturadores serán inhabilitados profesionalmente durante 16 años uno de ellos y durante 8 los otros tres.

Es un hecho que me hace pensar en algunas cuestiones. Por ejemplo, que sale muy barato ser funcionario del Estado, representante del mismo por lo tanto, y dedicarse a ajusticiar por sus santos cojones como le venga en gana a uno aunque se haga de forma delictiva y/o propia de sistemas totalitarios. No puede ser que una persona con las responsabilidades que tiene un guardia civil, con lo que supone estar al servicio de la ciudadanía, pueda ser condenado de forma tan tibia cuando el delito cometido ha sido tirar por tierra todo lo que su uniforme debería representar. Cuatro años y medio de cárcel no me parece un castigo suficiente pero lo que me parece más grave aún es que en unos cuantos años esta gentuza pueda recuperar su puesto de trabajo cuando ha sido precisamente ese puesto de trabajo el que les ha proporcionado la oportunidad de cometer el delito. El propio Director de la Guardia Civil debería negarse a readmitir a estos sujetos.

Por otro lado queda en evidencia la Guardia Civil en sí misma. No debe ser esta sentencia un motivo de demonización de este cuerpo pero, sin duda alguna, deberian intensificarse los controles para que este tipo de cosas no vuelvan a suceder y que, si suceden, se aplique la ley, el código penal o lo que sea menester. Esta sentencia debería tener una inmediata reacción en este sentido.

25.12.10

Mañana en la batalla piensa en mí - Javier Marías

Tras leer Tu rostro mañana y Corazón tan blanco con Mañana en la batalla piensa en mí ya son tres (o cinco ya que la mencionada en primer lugar es trilogía) las novelas de Javier Marías que he leído. Y al terminar esta última vuelvo a tener la misma necesidad que tuve las veces anteriores, leerle más. Descubrirle más.

Cualquier pasaje cotidiano es excusa para enumerar situaciones, realidades, visiones o sentimientos con los que cualquier persona que haya vivido más o menos, y al decir vivido me refiero al hecho de vivir algo y no solo vivir como existir, puede sentirse reflejada, o puede ver reflejado al otro según las circunstancias.

Finalmente no siempre la historia que relata es lo más importante en sus novelas, va más allá, quizás no sea tan inquietante siempre lo sucedido sino como sucede o como él cuenta que sucede. Os recomiendo sin duda esta novela.

Extaído de su página web:

Como sucede en las últimas novelas de Javier Marías, la primera frase ya dice mucho, quizá demasiado: "Nadie piensa nunca que pueda ir a encontrarse con una muerta entre los brazos y que ya no verá más su rostro cuyo nombre recuerda". 

Esto es lo que le ocurre al narrador de su nueva y extraordinaria novela. Víctor Francés es guionista de televisión y "negro" o "escritor fantasma", encargado de redactar los discursos de los hombres importantes e ignorantes. Divorciado recientemente, es invitado a cenar a su casa por Márta Téllez, mujer casada cuyo marido está de viaje en Londres y madre de un niño de casi dos años. Tras la cena galante, el hombre y la mujer pasan al dormitorio, donde, "aún medio vestidos y medio desvestidos", Marta Téllez empieza a sentirse mal hasta que agoniza y muere en una escena sobrecogedora. Esa infidelidad no consumada se convierte así en una especie de "encantamiento", con problemas bien reales e inmediatos: qué hacer con el cadáver, avisar o no avisar, qué hacer respecto al marido, qué hacer con el niño dormido, qué diferencia hay entre la vida y la muerte. Víctor Francés tomará pronto sus decisiones, o más bien no las tomará y se irá dejando llevar por sus pasos, inofensivos unas veces y otras envenenados. Conocerá a la familia de su muerta, al padre, Téllez, viejo académico y cortesano; al marido, Deán, con su capacidad de comprensión y de inclemencia infinitas; a la hermana menor, Luisa, a quien seguirá sin propósito. Y se irá poniendo en situación de contar su secreto a quienes no debe. En un Madrid invernal y nocturno, dominado por la niebla o por las tormentas como una isla sitiada, el narrador se convertirá en una sombra que no quiere ni busca nada y, sin embargo, va encontrando: al Unico, para quien deberá escribir un discurso, en una hilarante escena palaciega; a su amigo Ruibérriz de Torres, aficionado al hipódromo y que lleva pintada en la cara su esencia de sinvergüenza; a la puta Victoria de otra larga noche de su pasado en la que confundió su rostro con otro nombre. Y entretanto una maldición va resonando: "Mañana en la batalla piensa en mí, y caiga tu espada sin filo: desespera y muere". 

Una vez más, la escritura asombrosa de Javier Marías sume al lector en un hechizo del que no querrá salir. Con aún mayor fuerza que en sus anteriores éxitos, Todas las almas y Corazón tan blanco, el autor logra una intensa narración sobre algunos asuntos que nos atañen a todos: sobre el ocultamiento, sobre los hechos y las intenciones, sobre el actuar sin saber, sobre la voluntad que casi nunca se cumple, sobre la negación de las personas que una vez quisimos, sobre el olvido que hace de todo "viaje hacia su difuminación lentamente", sobre la indecisión, sobre la despedida y finalmente sobre el engaño, que quizá "es nuestra condición natural, y en realidad no debería dolernos tanto".

17.12.10

Como buenos revolucionarios

Hoy Ana, una revolucionaria, ha provocado que algunas personas leamos un texto que quiero compartir:

"Crezcan como buenos revolucionarios (...) Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, sólo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario" (E. Guevara)

Aplícalo a tu contexto actual, a tu realidad cotidiana, al porqué de tus actos. Tú sabes que hay revolución en muchos de ellos. Y quisieras que la hubiera en todos. Podemos intentarlo, al menos.

13.12.10

Próximo concierto de Bunker 8

Este próximo viernes día 17 volvemos al directo. En esta ocasión será en Mungia, concretamente en el Gaztegune, a las 21:30 de la noche. A los que ya nos habéis visto os digo que estrenaremos dos nuevos temas: Prebiografía y El propio Respeto. A aquellos que nunca habéis visto a Bunker 8 os invito a pasar un buen rato escuchando rock en vivo. Nos dejaremos la piel, prometido.


El Gaztegune de Mungia está en
Dirección: Arana Goiri tar Sabin 13 (Kiroldegi aurrean)


3.12.10

EL PROPIO RESPETO - Bunker 8 (Letra)

Corrimiento de tierra sin rigor, terremotos
desafiando el pilar de la razón, ya difuso.
Cabos sueltos bailando al mismo son, se hacen nudos,
lazos firmes quemados de aversión se liberan.

Incesante necesidad de ser algo distinto
y acabar extrañándose con uno mismo.
Mirar en tu alrededor: solo hay vacío.
Inventar espacios para ver el infinito.

Cuando debas decidir
qué estará primero,
ser lo que ellos quieren ver
o el propio respeto.

La fuerza centrípeta que hunde la alternativa,
¿cómo evitar el poder de atracción de su cordura?:
Desplegar el alma y desechar por siempre el resto,
esquivar la recta alienación en la locura

Cuando debas decidir
qué estará primero,
ser lo que ellos quieren ver
o el propio respeto

No quiero disimular, nunca fui perfecto
soy exactamente el ser extraño que parezco.
Me atreví a resucitar cuando había muerto
aunque el precio a pagar fue seguir muriendo.
Al principio era un rumor, luego fue el infierno,
quien grita dentro de mí es mi propio miedo.