4.10.10

Algo está pasando en esta tierra

Tengo sentimientos extraños. Primero me dio exactamente igual. Vamos, que las palabras de esa gente no me interesan, no me dicen nada, a no ser que digan lo que tienen que decir. Después, con las noticias que se iban sucediendo, con lo que iba leyendo y con la actitud, algo distinta a la habitual, que estaban tomando algunos implicados (muy implicados) en el asunto, empecé a pensar que podríamos sacar algo de todo esto.

Ahora mismo hay una mezcla de ambas cosas en mis reflexiones. Claramente, me alegra que unos desalmados digan que, de momento, van a estar tranquilos. Aún así no estoy dispuesto a prestarles demasiada atención. Estoy más interesado en quienes les han dado cobertura durante tanto tiempo y ahora parece que empiezan a levar anclas de sus playas. Pero esto último tampoco me envuelve en un estado de falta de conciencia y consciencia como a otros veo que sí les ha sucedido. Lo digo porque es innegable que aún miran hacia atrás de vez en cuando. En su discurso están todavía las postales escritas desde la ignorancia, la mentira y la falta de escrúpulos. Si quieren dar la espalda a los pistoleros, que lo hagan del todo. No entiendo por qué ha de preocuparnos que les sigan arrestando y encarcelando, por mucho que se esté haciendo porque el tiempo es el oportuno para los intereses partidistas del gobierno.

Algo que también me disgusta es la actitud de los partidos políticos. De todos en general. Unos no han dudado ni un solo momento en cerrar los paraguas antes de ver si realmente ha dejado de llover. Otros en cambio ni siquiera miran por la ventana a ver qué pasa y dicen que el agua cae como siempre. Entonces se prohíben manifestaciones de forma arbitraria y absurda. Ni lo uno ni lo otro. Siempre he dicho que a quien tiene intención de hacer las cosas bien hay que ayudarle, aunque no sea con los ojos vendados.

Pero cuando sopeso todo y pienso fríamente, sí creo en la irreversibilidad de lo que está germinando. Y no porque confíe en todos los protagonistas de la función, sino porque creo, ahora un poco más, en lo que los espectadores no queremos ni permitiremos volver a ver.

2 comentarios:

Pablo dijo...

a mi, desgraciadamente, me parece que los espectadores permiten (y permitirán o permitirían) que se vea la misma función una y otra vez....triste pero cierto....

Pablo dijo...

a mí, desgraciadamente, me parece que los espectadores permiten (y permitirán o permitirían) que se vea la misma función una y otra vez....triste pero cierto....