12.5.10

FALSA ALARMA

Nada ha cambiado.

A pesar de la caída

del alud arrollador.

No ha habido errores.

Solamente una pequeña

desviación.

Que estés en la calle.

Que no haya pan.

Ni luz

ni abrazos.

No es grave.

No hace falta parar

las máquinas,

lo importante

para que todo siga

así de bien,

es que nosotros

sigamos parados.

 

OSKAR MARCOS. Poema inédito

No hay comentarios: