1.3.10

Me mojo

A petición de Manu, y después de pasado algún tiempo, paso a comentar cómo veo ahora mismo la última reflexión realizada por la izquierda abertzale radical.

En estos momentos me cuesta creer que lo que en ese documento se dice sea totalmente cierto. Lo que más provoca este pensamiento es la sensación de estar viviendo "el cuento de Pedro y el lobo". También en la declaración de Anoeta decían que apostarían por vías exclusivamente democráticas y al final, pero también al principio, se pudo comprobar que no fueron capaces.

Por otro lado no ha cambiado nada en las calles de los pueblos que habito. Siguen apareciendo carteles que apoyan a violentos y asesinos, peticiones de libertad para terroristas o de tratos de favor como sería el hecho de nombrarles presos políticos (que no lo son) a los ojos del mundo. Es decir, sigo viendo una cercanía fraternal al terrorismo en el mundo batasunero. La manera de decir las cosas hace mucho y lo de apelar a los principios de Mitchell para dejar claro cuáles son ahora sus maneras, me suena a eufemismo, a pudor o miedo, incluso a cierta cobardía. Lógicamente me parece muy bueno que sean su referente, si realmente lo son, pero las cosas también se pueden decir de manera más explícita, si se quiere claro, si interesa, si uno se atreve.

De todas maneras, sí debo decir que lo lógico, lo razonable para sus propios intereses, sería aprovechar esta debilidad militar y social de ETA para desligarse del todo. Y además creo que llegará esta situación. Quizás no dentro de mucho tiempo. Por eso he querido destacar lo de "ahora mismo" más arriba. Ahora mismo nada ha cambiado. Pero sí, creo que cambiará.
Ahora bien, también estoy convencido de que su interpretación de los principios citados va a ser mucho más tibia (e hipócrita) de lo que una verdadera apuesta por la paz necesitaría. Al fin y al cabo nadie cambia del todo nunca.

En definitiva: no tardará en llegar cierta independencia de la izquierda abertzale radical respecto a ETA pero aún no ha llegado.

Espero haberte contestado Manu. Un abrazo.

3 comentarios:

Manu dijo...

Sí lo has hecho, quería saber tu visión, y aunque no comparta algunas cosas, siempre me resulta enriquecedora, así que te doy las gracias por ello, y por el privilegio de haberte pedido algo y que me lo hayas concedido.
Respecto a los ritmos un breve apunte, estamos tan hastiados que necesitamos un "cambio radical", y sin embargo ningún enfermo, y menos terminal, se cura de golpe. La desconfianza se la han ganado a pulso, pero la esperanza nunca lograron robármela.
Gracias de nuevo y un abrazo a ti también.

Anónimo dijo...

Llevamos 30 años diciendo que parece que sí que ahora sí, que la ¿izquierda? ¿Abertzale? va a respetar a los demás.

Yo de esta gente ya no me creo nada, ni espero nada, ni les exijo nada, simplemente les ignoro.

Mexiñol dijo...

La verdad no entiendo porque no se puede separar la izquierda abertzale del terrorismo, porque no se puede pedir la independencia sin necesidad de poner una pistola encima la mesa, yo entiendo que desde Madrid se están tomando decisiones opresoras hacia la autodeterminación, pero la solución no pasa por usar la violencia.