8.4.09

Sé de un ministro


Lo que son las cosas. Uno nunca conoce prácticamente nada a las personas que tienen la responsabilidad de dirigir el país. Y no es que ninguno de los nuevos ministros del gobierno de Zapatero sea amigo mío pero sí es cierto que, aunque pueda sonar extraño, tengo la sensación de conocer en cierta manera a uno de ellos.

La radio tiene algo especial, eso lo dice mucha gente y yo, como asiduo oyente, lo ratifico. Es un medio que cala de una manera diferente a la televisión. También, obviamente, depende del programa en cuestión pero en general, y teniendo en cuenta lo que yo suelo escuchar, es así. ¿Y esto qué tiene que ver con los ministros?

Pues bien, yo me he acostado muchas noches con la voz de Ángel Gabilondo, recién nombrado Ministro de Educación y Universidades. Colaboraba en un programa que desapareció, muy a pesar de muchos de sus seguidores, llamado “La noche menos pensada” de Radio Nacional de España. Desde el primer momento en el que le escuché hablar me pareció una persona con una claridad inaudita a la hora de comunicarse, y realmente, rebosaba inteligencia. Tanto es así que si él estaba en la tertulia me pegaba más duro con el sueño para aguantar un poco más. No tengo ni idea de cómo es en su papel de profesor, y menos aún de si sabrá hacer frente a los retos que se le plantean en su nuevo cargo, sobre todo el marronazo Bolonia. Pero su manera de hablar del significado de la Palabra como vehículo de relación entre los seres humanos me genera, en los tiempos que vivimos, bastante confianza y simpatía.

Por eso, cuando leí la noticia de su nombramiento, tuve la sensación de que era alguien conocido de quien hablaban. No por popular pero sí por cercano. Las cosas que tiene la radio.

1 comentario:

Arruillo dijo...

Ahora sólo falta que no te defraude en el nuevo cargo, que es el pelibro que tienen ciertos cambios y más éste que es tan significativo.
Un saludo