3.3.09

Valoración elecciones vascas 2009 (II)

Ahora me meteré un poco a analizar los resultados, o mejor dicho, a decir lo que a mí me parece que tampoco soy analista de nada.

El vencedor de las elecciones es el PNV claramente, de eso no debería haber ninguna duda a pesar de que podemos y podremos leer otras cosas en este sentido. Ahora bien, si algo es destacable es que el último repunte de Ibarretxe viene acompañado de una moderación absoluta de su discurso en lo referente al soberanismo. Al centrarse en la economía y en el “yo soy el lehendakari VASCO” ha ido recabando los votos que parecía le podrían faltar en un momento dado. La campaña del PNV ha sido muy buena, tanto por imagen como por estrategia. Eso sí, ha fagocitado a sus socios del tripartito y eso también lo ha pagado el propio el PNV.

Creo que el PSE no ha obtenido el resultado esperado. Es cierto que ha sido el mejor de su historia pero aún así tengo la sensación de que se pensaba en algo más. Es más que probable que Patxi López sea el lehendakari y, sin duda, esta es la noticia porque nunca se ha dado que en Ajuria Enea habite alguien no jeltzale.

El PP es uno de los triunfadores de las elecciones. Han bajado mucho menos de lo que se hablaba y podrían ser decisivos como han dicho y como pretenden.

Otro partido triunfante es ARALAR claramente. Y esto debería alegrar a cualquiera que crea que la sociedad vasca puede salir adelante, que puede dejar atrás una morralla que aún nos increpa. El independentismo, como vemos, es una opción que se puede abordar desde la paz, la modernidad política y sin coacciones. A ver si alguno toma nota.

EA y EB se hunden hasta el infierno. Lógico y normal. EA pierde notoriedad porque su voto se traslada al PNV para lograr ganar a López, quizás en tiempos más tranquilos vuelvan a tener algún apoyo. De todas maneras es el resultado de tantos años a la sombra de su padre, la gente olvida quién es EA porque EA se olvidó de para qué se fue de la casa paterna.

Lo de EB se veía venir. El tiempo de Madrazo venía acabado desde hace tiempo pero él o no quiso, o no se dio cuenta. EB necesita una transformación profunda, quizás alejarse del nacionalismo, volver a lo que toca y desde la izquierda de verdad. Ojalá EB fuera determinante para la formación de un gobierno de izquierdas, pero resulta que ellos apostaban por un gobierno de derechas y nacionalista, y claro, eso no se entiende. ¿Dimitirá Madrazo por fin? Sería lo lógico pero con este hombre nunca se sabe. Espero que EB vuelva a ser algo, o que surja otra cosa desde ahí dentro, o lo que sea, pero este país necesita una izquierda lejana de las identidades y cercana a los ciudadanos.

UPyD ha obtenido un excelente resultado para ser su primera vez. Pueden ser clave y parece que esta nueva sensibilidad va cobrando fuerza poco a poco. Será muy interesante ver su comportamiento en el parlamento, ver qué quieren hacer realmente a parte de poner a parir al nacionalismo. Por el bien de la pluralidad y la política espero que se alejen un poco de aquello y se arrimen a la segunda de sus siglas.

Ahora la cuestión es quién es lehendakari, pero más allá, cómo se conforma un gobierno estable. Se habla mucho de los votos que el PP puede dar para que Patxi López sea quien presida el país pero realmente no veo claro que más allá de eso puedan formar gobierno. Quizás el PSE pretenda gobernar en minoría con apoyos puntuales y, seguramente, negociando mucho con el PNV, pero esto tampoco es sencillo y se puede encontrar con elecciones anticipadas en un tris-tras que seguramente le alejarían para siempre de la lehendakaritza. Otra fórmula sería PSE-PNV y en esta situación Patxi ya dijo que si no es lehendakari no gobernaría con nadie, con lo cual nos podemos encontrar con una situación bastante extraña en la que el partido más votado por amplia mayoría no aporte al presidente de turno. ¿Estaría el PNV dispuesto? Bien es verdad que debe una a los socialistas. Para el que no lo sepa en 1986 el PSE fue el partido ganador pero cedió la lehendakaritza al Partido Nacionalista.

De todas las cosas una de las más interesantes sucederá si el PNV pasa a ser oposición. Un partido hecho por y para el poder relegado a la oposición por primera vez en su historia. ¿Sabrían hacerlo? Bueno, hablaremos de ello si se da el caso.

Lo que está claro es que los meses que vienen serán muy intensos y serán, en cierta manera, diferentes a todas las épocas postelectorales que hemos vivido hasta ahora. Será divertido.

No hay comentarios: