20.10.08

Diamante de sangre

El otro día vi la película Diamante de Sangre, dirigida por Edward Zwick y protagonizada por Leonardo DiCaprio y Jennifer Connelly. La película narra pasajes que suceden en una Sierra Leona en plena guerra civil y que giran en torno al tráfico ilegal de diamantes.

Sierra Leona está repleta de diamantes pero, como no podía ser de otra manera, no son precisamente los habitantes del país los grandes beneficiarios de sus riquezas. En ese país se hace cualquier cosa por conseguir hacerse rico a sabiendas de lo que eso supone a la población. Es una película en la que podemos ver la miseria a la que puede llegar el alma humana. No hablo de la miseria que padecen los pobres, hablo de lo miserables que son los que quieren hacerse o se han hecho ricos.

Ver como adiestran a niños soldado, aunque sea una película, es una de las cosas más duras que te puedes echar a la cara. Sobre todo porque dudo que las imágenes del film disten demasiado de la realidad. No voy a contaros la película porque prefiero que la veáis.

De regalo os dejo una canción de Avalanch que me vino a la cabeza en una de las escenas, cuando uno de los rebeldes le cuenta a un niño cuánto le va a cuidar y lo hombre que se va a hacer con un arma en la mano. La canción se llama Niño y es de su disco Los poetas han muerto.





NIÑO
Cierro los ojos y aún te veo ahí
Tu dulce mirada me inspira
Si nadie te indica el camino a seguir
¿Para qué caminar?
¿Hacia dónde ir...?

Aún no has nacido y ya has de elegir
La primera lección de tu vida
Tómala como un juego más...

Dan por hecho que serás feliz
Que las hadas adornan tu vida
No les importa si no fuera así
Pues ya crecerás
Y si no da igual

¿crees en el destino?
¿acaso te crees dueño de tus actos?
El bien, el mal, qué dilema...

Coge mi mano
Yo te guío
Duerme en mis brazos hoy
Como un niño más
Esta noche podrás soñar

Nada tienes todo lo has de pedir
Lo hará tu inocencia perdida
miras al cielo porque crees que allí
una estrella te guía...

Con unas monedas que les deje vivir
Sobornan a su conciencia
Creen que así
Te salvaras...

Pobrecito mío
No temas, no eres tan inocente... ¿o sí?
No dudes, la duda te hará sentir peor.

Coge mi mano
Yo te guío
Duerme en mis brazos hoy
Como un niño más
Esta noche podrás soñar

Ahora duerme
Ya no llores más
Que mañana
Todo cambiará
Yo alejaré tus miedos
Y los males que te rondarán
Ya no llores más
Ya no llores más....

Ante los ojos de Dios
Todos sois iguales
Unos poseen el bien
Otros todos los males...

Coge mi mano
Yo te guío
Duerme en mis brazos hoy
Como un niño más
Esta noche podrás soñar

Enséñame tu otra mejilla
Me gustaría verla
Eso le gusta, le hace sentir bien.
A mí me da igual
Creo que eres de los míos
Él se deshizo de ti
Yo te acogeré
No te voy a hacer preguntas
No te pondré en duda
Sé cómo eres
No eres malo
No hay diferencia entre el bien y el mal
Y si la hay para ti ya es tarde...

No hay comentarios: