9.10.08

Dentro de cinco años nos vemos...

Puede que esté tan desencantado ya de la clase política, de la política y de las leyes que no me vaya a creer nada, como si sale mañana un político diciendo que mi nombre es Oskar Marcos, igual hasta me lo pienso.

He leído que el anteproyecto de la Ley de Vivienda que el Gobierno Vasco pretende aprobar está ya redactado. En la noticia lo destacado, lógicamente, es que con esta ley "se garantiza por ley el derecho de la ciudadanía a una vivienda en alquiler a toda aquella persona que lo necesite, sin depender de un sorteo". Es decir, yo que estoy inscrito en Etxebide, si viviera en el año 2013, mañana mismo tendría las llaves de un piso en régimen de alquiler social.

Parece de ciencia-ficción teniendo en cuenta lo que está pasando hoy en día. Es un hecho que ahora mismo uno no tiene donde vivir, no hay una posibilidad real para la mayoría de las personas de poder emanciparse y vivir, con dignidad, bajo un techo que no sea el de la madre. Lo que la nueva ley dice es lo que deberían decir todas. Pero la Constitución habla del derecho de todo ciudadano a una vivienda digna y todos sabemos lo que hay.

Deseo que el Parlamento Vasco apruebe algo así, pero más que eso, lo que realmente quiero es que se cumpla. Que en 2013 toda persona a la que no le llegue la nómina para alquilar en buenas condiciones en el "mercado libre" pueda hacerlo en el protegido.

Lo que pasa es que recuerdo que en "Regreso al futuro" hablaban de skates voladores y yo todavía no los veo.

2 comentarios:

robertoC dijo...

No estoy siguiendo de cerca los progresos de la ley de vivienda, pero ahora depende de la voluntad política de los partidos de izquierda que están en el Parlamento. Lo que pasa es que esta situación me recuerda mucho a la de hace cuatro años, cuando no se aprobó la Ley del Suelo a finales de la legislatura y hubo que esperar a la siguiente.

Creo que se van a anteponer los intereses electorales a los de la sociedad vasca. Si es así, se perderá una oportunidad única.

Oskar dijo...

No lo había pensado Roberto pero creo que llevas mucha razón. Recordando lo sucedido con la Ley del Suelo me extrañaría muy poco que los partidos de la oposición que se dicen de izquierdas mareen la perdiz para explicar que no apoyan esta ley, pero claro, en realidad estarán diciendo "ya veremos qué pasa después de las elecciones". Además muchos piensan que el panorama parlamentario podría cambiar sustancialmente y para el tema de los escaños es conservador hasta el Tato.