26.6.08

Menuda risa

El bajo nivel político de la izquierda abertzale radical no es algo nuevo. Las personas encargadas de cumplir en el Parlamento Vasco son, hoy por hoy, no mucho más que amigotes a los que en su día les tocó representar ciertas ideas pero que como políticos no son nadie. Me gustaría saber cómo decidieron quiénes iban a ser las cabezas de lista en aquella decisión porque es bastante irrisorio cada vez que intentan hablar en el atril. Recuerdo presentaciones de trabajos en el colegio que se hacían con mayor maestría.

Todo esto, sin embargo, no justifica la actitud que puedan tener a la hora de tomar decisiones pues bien sabemos que no son los traseros que ocupan los escaños los que deciden qué decir o hacer.

Una vez más van a demostrar que se toman a cachondeo todo lo que tenga que ver con hacer política de verdad. Volverán a repetir una fórmula similar a la que ya usaron en una ocasión para hacer una cosa y decir otra. La consulta de Ibarretxe mola pero no, o no mola pero sí.

Si hubieran dado libertad de voto a sus representantes pues sería comprensible que unos votasen arre y otros so pero no ha sido así. Se van a limitar a dar el voto necesario para que algo que no acaba de gustarles salga adelante pero el resto de votos serán abstenciones no vaya a ser que sus fieles crean que de repente son un partido político normal y corriente.

O igual es que no ha llegado en buen estado la carta que habrán recibido desde Francia en la que se les transmite lo que sería conveniente que hicieran por el bien de la patria.

No hay comentarios: