28.5.08

Las preguntas de Ibarretxe

Una vez que ya sabemos las preguntas que se quieren hacer esto me parece un chiste. Un ejercicio de política vacía. Ganas de salir en una foto histórica pero con falsas sonrisas.

Las cuestiones que se plantean se han planteado mil y una veces ya. Se ha hablado largo y tendido sobre ello. La sociedad prácticamente las ha contestado. Y normalmente la respuesta ha tendido a ir más lejos del “sí” y del “no”. El pueblo vasco ha dicho más bien que quiere vivir en paz, que está bastante hasta las pelotas de que no podamos entendernos entre diferentes. Y también suele decir en la calle que el derecho a decidir está muy bien pero que no se llega fácilmente a fin de mes, pero eso ya es otra cosa.

El lehendakari además ha mostrado hasta qué punto llega su cobardía. En muchas de las iniciativas a favor de la paz y la normalización política en las que he participado surgía un alto interés por decirle a ETA que el pueblo no le quiere. Pues bien, esto no se pregunta. El PNV ha mentido. Y es cierto que sería otra pregunta contestada hasta la saciedad. A mí tampoco me parece necesaria.

Ya no sé a qué ha venido todo esto de la consulta, cuál es la razón real que lleva a convocarla. El final dialogado fue aprobado no por el parlamente vasco sino por el español hace ya tiempo. El acuerdo entre los partidos lo vienen diciendo todos desde hace años. El tema de todos los partidos sin exclusiones tan sólo depende de los que se autoexcluyen día tras día. En fin, absurdo.

Por otro lado resulta que se salta la ley porque tengo entendido que el Gobierno Vasco no tiene potestad para convocar ningún tipo de consulta, esto no entra dentro de sus competencias. Hay otras comunidades autónomas que sí deben tenerlo como es Andalucía. Y esto siendo los que más competencias tenemos. Qué avispados. Lo que está claro es que si esta consulta no cumple la ley es lógico que el gobierno central recurra. Luego se satanizará esto pero es que está lleno de razón. Otra cosa es que nos gustaría tener una competencia así: pues sí, pero no la tenemos.

Todo esto me huele a tontería de las grandes, así de claro. Me da igual si la consulta se convoca o no se convoca. Eso sí, cada día soporto menos a Ibarretxe y a todos sus socios de gobierno.

2 comentarios:

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Coincidimos, quizás por caminos algo diferentes. A mí este presidente de comunidad autónoma me pone cada día peor de los nervios.

Celia dijo...

No soy nada pasota en política, por eso me irrita este paripé de consulta. Montado para cerrar filas y contentar a la parroquia nacionalista.
Son gente (Ibarretxe y los suyos) que han demostrado que no se creen la democracia, dicen necesitar consultar (hay mil modos de cogerle el pulso a la opinión pública) estas cosas de lindes, de poder, pero mo dicen ni hacen nada por dejar que la ciudadanía participe en cosas más importantes como la política energética, los transportes, la fiscalidad...
Ahora a ver quién es la guapa que se pone a hacer campaña por la abstención en este ambiente de liberté.

Saludos, bloggero Oskar.