23.4.08

Shakespeare & Company.

Hoy es el Día del Libro. Por eso quiero hablaros de un rincón muy especial que encontré en París. Más concretamente, como no podía ser de otra manera, en el Barrio Latino, a las orillas del Sena, casi a la sombra de Notre Dame. Su nombre: Shakespeare and Company.

Es una librería con tanto encanto como os podáis imaginar cuando penséis en un verdadero templo de la literatura. Los libros están apilados en aparente desorden y se pueden encontrar cosas tan diferentes que da la sensación de que estás en un universo imposible de descubrir del todo.

En el piso de abajo encontramos la librería como tal, es decir, el lugar donde están los libros que puedes comprar. De repente te encuentras letreros en las paredes, textos esparcidos por el espacio y montones de libros. Eso sí, casi la totalidad en inglés. De hecho la librería fue abierta por un hombre, George Whitman, de Massachusetts en 1951.

En el piso superior la magia ya envuelve del todo al curioso lector que se asoma a descubrir ese rincón de las letras. Una habitación que parece preparada para hacer la presentación de un libro, otra con dos catres donde relajarse para leer, un recoveco donde una máquina de escribir te invita a regalar palabras al mundo.... Todo es embaucador en este lugar. Los libros más ancianos se montan unos encima de otros esperando a que los despierten, a que les devuelvan su razón de ser aunque sea tan sólo abriéndolos, dotándolos de aire rejuvenecedor.

Muchos de los que pasan por este lugar dejan en miles de lenguas (en nuestro euskera también) mensajes que quienes vengan después leerán. Comunicación con los ojos vendados y el alma de par en par.

Si tenéis la suerte de visitar París no podéis dejar pasar la oportunidad de caer por la librería. Parad vuestros relojes y no tengáis prisa por salir de ese mundo que son miles de mundos a la vez.

5 comentarios:

Rodolfo Serrano dijo...

Quién estuviera en París. y tal como lo cuentas

mai dijo...

rodolforekin ados...Paris bixitatzeko aukera badut dudarik gabe pasako naiz hemendik!

Oskar dijo...

Pena merezi du Mai, zin egiten dizut.

.NaiD. dijo...

Si es que en cuanto me dijiste que ibas a Paris pensé, le tengo que decir que vaya, a nosotros (que somos más de ciencias que tu) nos encanto!!!
Es un sitio tan mágico...

Oskar dijo...

Pues entonces imagínate para un ingeniero de letras como yo :P