30.4.08

Los videojuegos matan

Yo no tengo videoconsola. La tuve en su día pero tampoco he sido nunca un gran jugador. Digamos que la fiebre por estos chismes a mi me ha pasado rozando nada más. Me gusta jugar cuando voy a casa de algún amigo y nos lo pasamos bastante bien pero no es mi entretenimiento preferido. Es uno más.

Me gusta mucho leer libros e ir al cine. He visto muchas películas llenas de muertos y tiroteos y no son pocos los libros donde se viola, asesina o se hace el mal en general. De hecho, en muchas ocasiones, mi corazón ha estado del lado de aquellos que por lo que sea han cometido un asesinato o alguna otra burrada. A pesar de todo esto no me considero un enfermo, tampoco me considero ni mucho menos violento.

Se habla mucho de la maldad que los videojuegos encierran, de todo el daño que pueden hacer a los niños. Porque de hecho se habla de los niños normalmente. El problema es que esto no se cuestiona ni con el cine ni con los libros. No se cuestiona porque hay unas normas que en principio se deben cumplir, esas normas dicen que los menores de edad no deben tener acceso a ciertos documentos. Pero lo mismo pasa con los juegos para consola. Otra cosa es que los responsables de los niños y las niñas no lo sean tanto y se nieguen a controlar lo que éstos manejan con sus mandos de múltiples botones.

Si un niño de 14 años se divierte con una pistola virtual matando putas y robando droga no podemos culpar a los creadores del entretenimiento. Es absurdo. Es como decir que John Le Carré incite a ir por la vida mintiendo, escuchando tras las cortinas o incluso asesinando para conseguir lo que uno quiere.

Hay mucha hipocresía con estas cosas. Además tengo la sensación de que quien promueve la mala propaganda hacia los videojuegos es gente de otro tiempo que, en realidad, no es capaz de comprenderlos en su contexto y ven en ellos una amenaza hecha con mala sangre.

Por cierto, también puedo decir que cuando era menor de edad veía películas para mayores de 18 años. Con balas y todo vaya. Incluso con sexo. Incluso explícito. Qué vicio tengo. Y no sólo soy un vicioso que está para que lo encierren sino que mi meta en la vida, como no podía ser de otra manera, es subirme a un coche tuneado con una pipa bien guapa, pasearme por las calles del barrio más sucio de mi ciudad y asesinar al que se ponga por delante, al que insulte a my brother y, sin duda, violar a una embarazada que da más puntos fijo.

3 comentarios:

Rayo dijo...

Es como el tío este que vio la peli de Superman y después se lanzó por la ventana convencido de que iba a volar...

Superman es malo?

Se tiende a criminalizar todo, a los medios de comunicacion les gusta mucho eso de la alarma social. Lo mismo pasó con los juegos de rol...

Si que hay videojuegos que son tan explícitos que yo prefiero ni verlos, pero al final hay que separar la realidad de la ficción... Y si no lo sabes hacer, pues te pondrás una capa roja y a volar!!!

Agures vicioso :P

CINTIA dijo...

hellooooo! hace ya tiempo que no escribia...jeje, me toy tomando unos dias de semi-relax! Creo q tienes razon cuando afirmas que cada persona basandose en unos valores discierne entre la ficcion y la realidad.
Pero yo en cambio si creo, que "algunos niños" con tendencias "psicopatas" pueden desarrollar gracias a los videojuegos, actitudes similares a las que se exponen durante el juego, ya que si sumas el tener una tendencia psicologica y ser el protagonista de una historia en la que actuas incorrectamente y no recibes castigo sino premio, potencia sentimientos narcotizantes.

Agus dijo...

como gran vicioso de los juegos(tb de otras cosas) esto siempre me ha parecido una bobada, los juegos no matan, matan las personas.
Si alguien no sabe distinguir entre la realidad y la ficción, desde luego el problema no es del juego, peli o lo que sea. El problema es del consumidor.
Yo de siempre he sabido que no puedo volar, que en la calle no dan puntos por atropellar embarazadas y que no puedo(debo) echar a otros coches de la carretera.
Los juegos sean de ostias, puzzles, carreras, deportes, las míticas aventuras gráficas... son entretenimiento (como los libros, el cine, la tele), pero también son retos: reflejos, inteligencia, vista, concentración, paciencia... y, por supuesto, SON FICCION y como tal hay que tomarlos.

(joe, nada como ponerme un tema que me toque para que me explaye =P)

Viva el vicio!!