4.3.08

El retorno de Monse

¡Qué alegría! ¡Qué alboroto! ¿Qué más podíamos esperar los cristianos progresistas? No se me ocurre nadie mejor que el heraldo de las libertades, Monseñor Rouco Varela (Monse para los amigos) para presidir de nuevo la Confe.

Claro que sí, si lo importante, yo siempre lo he defendido, es que los trabajadores estén a gusto con sus jefes. Que los jefes comprendan a los primeros y que reine la paz, la alegría y las margaritas de colores siempre que se pueda. ¿Acaso hay alguien más feliz en estos momentos que uno de los empleados más conocidos de la Confe? Seguramente hoy en casa de Jímenez Losantos es día de fiesta, se han abierto las botellas de cav…ups, que Monse me perdone, de champán y no hay más que amplias sonrisas en su hogar.


Qué asco




No hay comentarios: