6.3.08

El debate real

Ayer vi un debate más o menos de verdad. En el programa de La primera 59 segundos que, dicho sea de paso, es uno de mis preferidos en lo que a política se refiere. En el programa de ayer pude ver que existen distintos proyectos políticos más allá de la “buena suerte” y de “la niña heraldo”.

Participaron todos los partidos políticos con representación parlamentaria salvo el grupo mixto (en mi opinión debieron estar). Se habló de proyectos y de programas electorales, por fin. Y claro, ni fue en prime-time ni la audiencia ni mucho menos se acercó a la de los debates en los que participó el futuro presidente del gobierno. Esto es lo que tenemos que admitir, luego no vale echar todas las culpas al PP y al PSOE, ni siquiera a “sus” medios de comunicación. Algo de responsabilidad tendremos nosotros que caemos en la trampa del bipartidismo sin ningún tipo de miramientos.

Fue un debate interesante, respetuoso por parte de todos y, sobre todo, válido. Válido por si alguien quería saber cuáles son las propuestas de los diferentes grupos y de esta manera, poder hacer balance para tomar una decisión el domingo. Seguro que, si todos lo pensamos fríamente, preferimos saber qué intenciones tienen los políticos para el futuro antes que los reproches y las descalificaciones.

También he de decir que los partidos que más se dedicaron a hablar de sus programas fueron los que resultarán menos votados, los representantes de los dos mayoritarios cayeron también en el mismo juego que sus jefes en alguna ocasión pero no todo el monte va a ser orégano.

Me gustaría destacar varias cosas sobre el debate de anoche. En primer lugar quiero remarcar que los partidos nacionalistas catalanes tienen mucho más sentido de Estado que los vascos, o que el PNV concretamente, y más que Coalición Canaria también. Incluso ERC, el partido más independentista de los que estaban, demostró que si se presentan al Congreso de los Diputados no es sólo para su Cataluña sino que se mojan en temas que nos conciernen a todos. El PNV sigue son su Concierto Económico dando a entender una falsedad: que peligra por la postura del PSOE. Eso es engañar, si hay algún peligro para estos temas está en Europa, eso es así.

El PSOE por su parte sigue intentando pescar votos en el caladero de IU diciendo que ni mucho menos tienen ganadas las elecciones, que por otra parte puede ser verdad, pero no dicen que ese trasvase de votos lejos de favorecer a la izquierda puede dar votos al PP.

Hablar sobre los populares sería repetirse demasiado, en efecto tienen muy claro su concepto de España, algo es algo, ahora bien, muy lejos de la diversidad que existe. En fin, lo de siempre.

Lo último que quiero remarcar es que, al fin y a la postre, la gobernabilidad de España dependerá de los pactos. Pactos que en la mayoría de los casos van quedar fuera de la campaña y que los votantes de la mayoría de los partidos se encontrarán de sopetón, sin haber podido mostrar su rechazo o su apuesta por lo que hagan los partidos de turno. Sólo IU dice con claridad que quieren gobernar conjuntamente con los socialistas para que la política española se suba al tren de la izquierda. Los demás a verlas venir. Joaquín Nieto preguntó con total claridad a Ramón Jauregui si querían gobernar con ellos, la respuesta fue que ya se verá. Es decir, que el votante del PSOE no sabe qué hará su partido, a dónde se va escorar. Y al final siempre parece más cómodo juntarse con la derecha nacionalista, darles algunos regalitos, y que estos den la presidencia a Zapatero. Esto además sabiendo que si ganan deberán mucho al votante miedoso de la coalición de izquierdas. Como en 2004, y ya hemos visto lo poco que se ha tenido en cuenta por parte de los de Pepiño.

Ojalá los debates empezaran a ser reales como el de ayer, ojalá pudiéramos ver lo que nos proponen, y ojalá la gente se interesase por ellos.

No hay comentarios: