24.2.08

NAA

Quieren adueñarse de todo lo que somos. Pretenden ser los únicos que aman su pueblo, aunque para ello se dediquen a reventarlo. Quieren ser los elegidos para decir lo que es y lo que no es luchar por unos ideales. Se quieren erigir como portavoces de los ciudadanos en general aunque su palabra sea defendida por algunos en particular. Acaso llegaran a hacernos creer que ellos son el euskera. Venden sus ansias de dictar como la verdadera democracia. Y aún caen cientos en su trampa.

Ahora la abstención también es suya, también son ellos. Un derecho tan digno como es el de abstenerse ahora lo toman como propio. Por eso, una de las opciones que yo barajaba para este 9-M se cae. Yo el 9-M no me abstengo.

Quizás haya que proponer la No Abstención Activa en oposición a su hurtada abstención activista.

3 comentarios:

Pablo dijo...

Esa es precisamente su estrategia. "La abstención en EH se llama independencia" dijeron. Está claro que pretenden adueñarse del número de abstenciones como votos de la IA que no condena los asesinatos de ETA. Cientos de miles. Supongo que se limitaran a las abstenciones dentro de Euskadi y Navarra. Y no porque adueñarse de las abstenciones en Cádiz sea falsear más la realidad, sino porque se notaría demasiado. Porque adueñarse de las abstenciones en Euskal Herria es igual de falso. Igual que adueñarse de los votos nulos. Para saber con cuántos votos cuentan realmente, lo mejor es que condenen los asesinatos de ciudadanos vascos y se presentan a las elecciones para hacer política.

Oskar dijo...

A veces a mí me da la sensación de que tienen muchos intereses en no hacer política, en decir que no les dejan hacer política. De hecho creo que lo tienen muy fácil para poder hacerla.

Pablo dijo...

Sí, ya lo decían en el sketch "Fantasuna" de Vaya Semanita: "¿Y si en lugar de cambiarnos de siglas cada dos por tres, condenásemos la violencia?". Lo tienen muy fácil, pero se empeñan en decir que condenan TODAS las violencias y yo sólo les veo condenar todo lo que ellos consideran violencia (algunas lo son, otras no) y callar como putas cuando ETA ataca a Euskal Herria.