6.1.08

Encuesta. Euskal Herria - Catalunya. RESULTADOS

La encuesta en esta ocasión ha dado unos resultados bastante claros. Según el 80% de las personas que han participado el partido sí fue un acto político, es decir, de las cuarenta y seis personas participantes treinta y siete muestran esa opinión.



No esperaba menos la verdad. En esta ocasión personas con ideas muy diferentes han podido estar de acuerdo, es decir, tanto los que están a favor de lo que ese acto demanda como los que están en contra han podido votar “Sí”. Y es, en efecto, lo que yo opino.

Las divergencias pueden estar ahora en que algunas personas pensarán que está muy bien que se haga de un partido una actividad política y otras pensarán lo opuesto. Yo me cuento entre éstas últimas y quiero explicar por qué.

No me voy a meter en lo que el partido defiende, o más bien los carteles que se portan y con los que se sale al campo, me quiero centrar en un aspecto más general. A mí lo que me parece triste es que un partido convertido en fiesta desde hace tantos años, ahora sea un partido donde desde los estamentos oficiales se impulse ciertas posturas políticas e ideológicas que no tienen por qué ser defendidas por todas aquellas personas que se quieran sentir identificadas con un equipo que, en principio, representa deportivamente a un territorio determinado.

Lo que discuto es la necesidad de ver a los jugadores de la selección demandando la oficialidad de la misma, llevando (en alguna ocasión lo han hecho) pancartas apelando a la condición de nación de Euskal Herria o cosas parecidas. No sé, por ejemplo, qué postura puede tener en tal evento un jugador que no esté de acuerdo con tal hecho. No me imagino a ninguno diciendo: “yo quiero jugar con Euskal Herria (o Euskadi en su momento*) pero no quiero agarrar esa pancarta”. Sabemos qué cariz podría tomar tras ese incidente su recibimiento en los campos de esta bendita tierra…y ese supuesto jugador también lo sabe.

Por otro lado estamos los aficionados que somos cada uno de nuestra madre y de nuestro padre pero que quizás, aún así, queramos ver a una selección que nos representa a todos independientemente de tener que meternos en sí la queremos ver jugar en los mundiales o no. Creo que ese partido no es el momento para hacer divisiones. Creo que todos tenemos que tener derecho por igual a disfrutar del partido y quizás yo pueda disfrutarlo al máximo si sólo pienso en cuál es mi postura ante esa reivindicación pero estoy seguro de que otros que no están tan de acuerdo pueden sentirse excluidos.

Por eso opino que para luchar por la oficialidad de la selección no se debe utilizar algo que es de todos y para todos. Es un tanto mezquino. Las manifestaciones de las calles y todo eso claro que valen pero de puertas del campo para adentro pienso que está totalmente fuera de lugar.




* A pesar de las quejas del PNV creo que Euskal Herria es un nombre más correcto que Euskadi, que si fuera por los jeltzales sería incluso Euzkadi supongo. Por cierto, yo me baso simplemente en cuestiones lingüísticas, no tiene demasiado sentido decir País Vasco (que no estaría de más ni sería "españolista" usarlo en castellano) y Euskadi pero sí País Vasco y Euskal Herria. Además, a pesar de lo que puedan pensar los más abertzales, Euskal Herria en sí no supone darle connotaciones patrióticas al nombre y Euskadi sí porque para eso fue concebido.

2 comentarios:

ENE dijo...

Buff... podria estar horas y horas hablando contigo sobre este tema... x lo k veo tenemos algunas ideas en comun y otras que no...

Sobre que del campo para dentro no deberia de haber diferentes actos, pancartas... no se que decir... en un partido cualquiera del Athletik siempre se grita; ESPAÑOL EL QUE NO VOTE, IN-DE-PEN-DEN-TZIA... Y si el partido es contra el madrid más aun... incluso cuando saca el portero se le llama perro, cabron, español...

Sobre los jugadores de la selección yo creo que ya saben donde se meten... es como si yo voy a tomar un cafe a una herriko, si es un bar pero se en donde me estoy metiendo... Nose si me explico....

Azkenik esan gure dodan bakarra; OFIZIALTASUNA!!!!

Ya hablaremos largo y tendido... jejeje ;)

Oskar dijo...

La historia es que en el caso del Athletic son algunos aficionados los que se dedican a politizar los encuentros deportivos, en cambio el club como tal no se posiciona en este sentido. Además es que lo de esta gente es otra, porque es indudable que hay miles de aficionados al Athletic que son españoles...¡cómo si eso fuese un insulto! Algunos porque siendo vascos se sienten así y otros porque son de fuera. De xenófobos los campos de fútbol están llenos, eso está claro, desde San Mamés hasta los nazis del Bernabéu.

Por otro lado los jugadores saben donde se meten que es en la Selección de Euskal Herria porque les apetece representar los colores de su tierra, pero de ahí a que sus pretensiones futbolísticas reales sea jugarse las ligas con el Arenas o el Barakaldo va mucha distancia. Supongo que también saben donde se meten cuando van encantados a jugar con la Selección Española pero no por eso tienen que tener una opinión política u otra...

Es totalmente legítimo reclamar la oficialidad de la Selección Vasca o de la Gipuzkoana o lo que sea, eso está claro.

A lo que voy es a que no es justo, y además es triste, que algo que nos representa a todos al final se quede representando sólo a una parte por motivos políticos.

Bastante divididos estamos ya en esta tierra como para hacer divisiones en cosas que podrían unirnos a todos.