3.12.07

Bali

El problema de las cumbres es que en la mayoría de las ocasiones la foto está trucada y al final es totalmente falso que se alcance la cima. Lo que suele suceder realmente es que en el campamento base la discordia es tan grande que no hay manera de decidir nada y la estrategia es caótica de principio a fin. Algunos, antes de partir de sus respectivos domicilios al punto de encuentro, ya van con la idea clara de que no van a poner en riesgo sus vidas por una meta que les atañe bien poco, o eso es lo que ellos creen. Empezando por ahí, y teniendo en cuenta que en la expedición de la que estamos hablando la llegada de todos los alpinistas es de vital importancia, tenemos todo el derecho del mundo a sumergirnos en la desesperanza. Pero por otro lado no podemos olvidar que las montañas no son sólo para unos pocos elegidos y seguramente cada uno de nosotros tiene la posibilidad de alcanzar su propia cima.

No hay comentarios: