20.11.07

Las mismas cosas


"El rechazo a la vuelta atrás es inmenso y no podemos aceptar por esta razón que el Gobierno español se niegue a negociar cuando estuvo negociando hace cuatro meses con ETA sobre las mismas cosas" dice -según El Correo- Ibarretxe.

Alguien ha mentido o miente o a alguien se le ha ido la cabeza.

Primer supuesto: El lehendakari dice la verdad y el Gobierno de Zapatero también.

En ese caso esto quiere decir que Ibarretxe está interesado en negociar con Zapatero el abandono de las armas por parte de ETA, la situación de los terroristas en un escenario hipotético de cese de la violencia y la situación en la que quedan los presos etarras. Ante esto, si el lehendakari dice la verdad, Zapatero se niega a tal negociación. En fin, que si el caso es este Ibarretxe se debe aburrir bastante al intentar hablar de cosas que a él no le conciernen.

Segundo supuesto: El lehendakari dice la verdad y el Gobierno de Zapatero miente.

Si cada vez que ZP nos ha dicho que nunca se ha abordado ningún tipo de negociación política con ETA no ha sido más que una mentira estaríamos ante una falta más que muy grave por parte del Presidente. El apoyo recibido en el Parlamento para llevar a cabo el diálogo con la banda terrorista estaba supeditado a que lo negociable iban a ser cuestiones como las que he mencionado en el primer supuesto, ya que ETA no es considerado, lógicamente, un agente político, y por lo tanto no es nadie con quien haya que hablar sobre cuestiones políticas. Entiendo que si este segundo supuesto es el que refleja la realidad deberíamos estar todos de acuerdo con Ibarretxe porque la verdad es que tendría poco o ningún sentido todo.

Tercer supuesto: El lehendakari miente y el Gobierno de Zapatero dice la verdad

Volvemos a estar en la situación de que el Gobierno hizo exactamente lo que ha dicho que ha hecho. Lo que cambia ahora es que es totalmente falso que el gobierno se niegue a negociar con el presidente vasco las mismas cuestiones que habló con ETA, ante lo que se nos abren dos posibilidades nuevas.

- Posibilidad A:

El lehendakari quiere negociar lo comentado en el primer supuesto y Zapatero está de acuerdo en hacerlo aunque el primero diga lo contrario. El absurdo incrementa.

- Posibilidad B:

El lehendakari lo que quiere hacer es una negociación política con el presidente del gobierno y no sabemos si Zapatero quiere o no quiere pero sí sabemos (si estamos en el supuesto y posibilidad correctas) que la mentira de Ibarretxe está en que esa negociación no versa sobre las cuestiones que negoció el Presidente con la banda terrorista.

Cuarto supuesto: El lehendakari miente y el Gobierno de zapatero también

Zapatero hizo una negociación política con ETA y:

- Posibilidad A:

En efecto es una negociación política lo que Ibarretxe quiere llevar a cabo pero es totalmente falso que el Presidente del Gobierno no esté por la labor.

- Posibilidad B:

A pesar de que lo que negoció ZP con los terroristas era totalmente algo con contenido político, a Ibarretxe le interesa más la negociación relativa a las cuestiones del primer supuesto.

Supuesto malvado: El Correo ha mentido, tergiveresado y descontextualizado las palabras del lehendakari ante lo cual no tenemos por donde analizar nada.

No sería la primera vez ¿verdad?


Y ante tanta posibilidad, tanto supuesto y tanta ida de olla… ¿a qué atenernos?

9 comentarios:

Gorka dijo...

Si el lehendakari se refiere a la negociación sobre temas políticos para lograr así que ETA desaparezca (que es lo que parece que quiere hacer), estaría dejando claro que la violencia SIRVE para conseguir objetivos políticos. Una salvajada. El lehendakari NO PUEDE negociar nada de contenido político con el gobierno español, aunque su objetivo sea la tan ansiada desaparición de ETA, porque sería lo mismo que si el gobierno negociase temas políticos directamente con ETA. Solo que, en este caso, haciendo el lehendakari de intermediario. No en nuestro nombre.

Gorka dijo...

Primero, ausencia total y definitiva de violencia.

Después, todas las negociaciones que se deseen.

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Dado el mesianismo que afecta al presidente de nuestra comunidad autónoma (empecemos por desmitificar su cargo) y el mundo de fantasía en el que parece vivir, me atengo sin duda a lo que diga Rodríguez Zapatero.

Oskar dijo...

Yo creo que Ibarretxe sí está legitimado para negociar políticamente con Zapatero. Si no, ¿quién lo está?. Luego el resultado de las negociaciones debe ser refrendado o no por el pueblo.

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Negocian dos partes diferenciadas. Yo no puedo aceptar considerar el País Vasco como algo separado se España. Cuando eso ocurra, si llega a ocurrir, se me partirá el alma y me ocnvertiré en apátrida.

gorka dijo...

Sí, tienes razón, me he explicado mal. Lo que no puede es negociar temas políticos PARA que ETA desaparezca. Y creo que antes de pelear nada con Zapatero debería llegar a un acuerdo de mayorías en Euskal Herria, que por algo es el lehendakari de TODOS los vascos. Para qué va a negociar algo que luego puede no ser refrendado por el pueblo. Que se asegure el apoyo primero, lo otro es perder el tiempo.

Oskar dijo...

Cuando el presidente de Cantabria negocia con Zapatero tampoco lo hace como si Cantabria fuera una parte diferenciada de España. Si la diputación de Bizkaia negocia con Lakua no quiere decir que Bizkaia sea parte diferenciada de la Comunidad Autónoma Vasca.

Oskar dijo...

Estoy bastante de acuerdo con lo último que has comentado Gorka.

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Aclaro y añado: negociar lo que quiere negociar.