7.9.07

Megáfono

Dado que hay personas empeñadas en tapar la boca a otras y teniendo en cuenta que a mí me interesa que se escuche su voz he decidido que hoy mi blog sea una especie de megáfono virtual para una de estas bocas que, a pesar de los bozales, tiene la rabia y la nobleza suficiente para mantenerse en pie. De sobra es conocida por vosotros mi admiración por David González, poeta asturiano que no para de levantarse a pesar de las zancadillas que le han ido poniendo en esta vida. Y hoy, tras leer un par de poemas de su último libro Algo que declarar (Bartleby Editores), me siento aún más cerca de él y por eso paso a copiaros aquí la última entrada de su blog para que podáis ver a qué me refiero cuando hablo de bozales, bocas, rabia y nobleza:

Mi cuaderno de bitácora es como mi casa. No: miento. Mi blog, mi cuaderno de bitácora, es mi casa. Lo repetiré: mi blog es mi casa. Y en mi casa las puertas siempre están abiertas, no como las de otras casas que solo las abren, sus puertas, cuando sus dueños, que todavía están pagando la hipoteca, tienen que promocionar algún producto suyo, un libro por ejemplo..
Las mías, las puertas de mi casa, vuelvo a repetirlo, siempre están abiertas, siempre, a excepción de cuando surgen problemas técnicos o salvo cuando estoy por ahí de viaje y no encuentro forma alguna de poder conectarme a Internet...

Y en atención a todas aquellas personas que acuden a visitarme, trabajo durante 18 horas diarias, siete días a la semana, sin remuneración alguna, para que de las paredes de mi casa o en sus estanterías, es decir, en las páginas de mi blog, los que me visitan puedan encontrar un poco de todo, sobre todo poemas, poemas que la mayoría solo puede encontrar en este blog, entre otras cosas porque su dueño, yo, se toma la molestia de ir a las librerías y hojear y comprar libros prácticamente inencontrables, o porque su dueño o administrador, yo, se gasta la pasta que no tiene en pedir por correo, a contrarreembolso, a través de Internet, poemarios en inglés, en francés o en el idioma que sea, de aquellos poetas, desconocidos en España, que personalmente creo que son muy buenos, tan buenos que se los ofrezco gratuitamente, encantado de los nervios, a los que deciden pasarse por mi casa a hacerme una visita virtual...

Sigo. Debo de ser ya de los pocos poetas (buenos o malos eso no es relevante), que quedan en este puto país que todavía pierde dinero con la poesía, un dinero que, repito, no tengo, pues después de 3 años en la cárcel, otros 10 en una siderúrgica como peón en lo más bajo del escalafón, otros 10 escribiendo y asistiendo al silenciamiento sistemático de mi poesía (silenciamiento, dicho sea de paso, que me está costando pasta, mucha pasta) y 8 años ya casi enfrentándome a una enfermedad, diabetes insulinodependiente, que no tiene cura, y 8 años además apuntado al INEM sin que me llamaran ni una sola vez NO TENGO NI UN PUTO DURO y si sobrevivo y por tanto puedo escribir en este blog es gracias a la generosidad de determinadas personas, tan pocas que me sobran dedos en una mano...Debo ser también de los pocos poetas que, según dicen otros (no yo) recita de bien que te cagas y, sin embargo, tengo que asistir en silencio, impertérrito, siempre que a otros poetas que leen de puta pena les llueven las ofertas y a mí apenas me llaman y cuando lo hacen, cuando me llaman y acudo, tardan meses y meses y meses en pagarme, cuando a ellos si se les retrasa en una sola hora su salario arman la de dios es crito...Pero claro: los poetas, o ciertos poetas, vivimos del aire, por supuesto...

Sigo todavía un poco más... Escribo un libro al año, y según las críticas que podéis leer en mi otro blog (El amigo de lo adverso) parece ser que no lo hago tan mal después de todo... Participo en todas las antologías poéticas de mi palo poético en las que me ofrecen participar, y no solo eso, sino que además hago todo lo posible por promocionarlas, y hago todo lo posible, incluso saltarme pinchazos de insulina, para poder asistir a sus presentaciones... y a presentaciones de libros de gente que luego no acude a las mías...Entonces, para no poner en compromiso a nadie y quizá obligarle a contarme una mentira barata, ya no aviso a nadie, salvo a través de mi blog, ni a mi propia familia, cuando voy a dar un recital...Soy el director de una colección de poesía, cargo por el que no percibo salario alguno...Coordino antologías solo o en compañía de otros poetas o narradores amigos (como Vicente Muñoz Álvarez o Ignacio Escuín)...Procuro echarles un cable a los poetas que empiezan, ya sea colgando sus poemas en las paredes de mi casa o pasándoles la dirección de posibles editores o poniéndoles en contacto con otros poetas...Procuro que no se me note la decepción, la depresión que siento cuando uno de mis supuestos amigos me la arma, es decir, o bien me traiciona a mí, o bien traiciona a la poesía que dice representar, o bien, y esto es lo que más me duele, se traiciona, se vende, a sí mismo...Mantengo activo este blog todos los días, con dos, tres y hasta cuatro post al día...

En resumen: Hago todo lo posible, todo lo que está en mis manos, todo lo que humanamente puedo hacer, porque todo aquél que visite mi casa se sienta en ella como en la suya propia y por eso me tomo la molestia de decorarla con poemas inencontrables (o casi) de autores practicamente desconocidos, con fotografías, con anuncios de movidas culturales y con un largo etcétera...Y lo hago por eso: porque mi intención es que los que se decidan a entrar en ella, en mi casa, se encuentren a gusto y pasen un buen rato y de paso, ya puestos, aprendan algo que desconocían...

Y vuelvo al principio de este post: MI CUADERNO DE BITÁCORA ES MI CASA...Pero lo que no le consiento a nadie en mi casa es que entre y me chorice algún libro o se eche una cagada en las sábanas de mi cama o que me deje la nevera sin comida (hablando de neveras: llevo todo el verano con la mía estropeada) o que, además, quiera follarse a mi mujer (a no ser que ella esté de acuerdo)...Y ese es uno de los motivos por los que la sección de comentarios de este blog permanece cerrada: por causa de cuatro indeseables a los que les das la mano y te cogen el brazo entero y además te insultan o mienten descaradamente sobre ti o no dicen toda la verdad...Y en este punto, y ya por última vez, debo decir que no si no acudí en su momento a Zaragoza, a los Encuentros que organizó el Comandante Vilas (él mismo se autodefinió así en su blog: como Comandante), no fue por el orgullo de que no mencionaran mi nombre, sino, como ya expliqué, porque de 20 poetas solo dejaron sin mencionar el nombre de 4, entre ellos yo, y entre ellos también el de una poeta bastante famosa no solo en Zaragoza sino en toda la comunidad aragonesa y no veía entonces, ni veo ahora, el motivo de no mencionar 4 nombres más, es decir, ocho palabras más...Pero hay gente que sigue sin entenderlo. Supongo que si se hubieran criado y educado sin padres, en una inclusa, valorarían un poco más su propio nombre y ya de paso lo importante que es para mí el mío y lo importante que es el suyo para los que tuvieron la desdicha de criarse en una inclusa, hasta tal punto es importante para mí el nombre que mis padres me han pusto, que renuncié a los 300 euros que me iban a pagar por esa lectura en Zaragoza, y que necesitaba, podéis creerme, como un sediento necesita agua...

Todo esto viene a cuento de los ataques que estoy recibiendo en cierto blog ( del que a pesar de que a su administrador no le gustaba mi poesía, di noticia en este mismo blog) por parte de gente que, como ya viene siendo habitual, siempre se escuda en el anonimato, y que no es ya que critique o no mi poesía (cosa que respeto), sino que incluso llega a la descalificación personal (hasta el punto de que llegan a echarme en cara que me recorra media España dando lecturas gratis, siempre o casi siempre además en apoyo de una buena causa), al insulto gratuito...Como dejé dicho en un comentario de dicho blog: yo leo más de 300 libros al año, aparte comix, revistas y manuscritos que la peña me envía; yo veo 3 películas todos los días, así que...dejadme en paz e iros a leer el último peñasco del autor de moda, o del autor que ha ganado ciertos premios que todos sabemos que están amañados de antemano...y cuando hayáis leído todos los libros que yo leo al año (libros que no suelen salir nunca entre los 10 mas vendidos del supermercado), cuando veais 3 películas al día durante casi todos los días del año...entonces quizá algunos de los que tanto critican este blog y tanto se meten conmigo o con mis poemas, sean ya menos ignorantes y puedan hablar conmigo de poesía de tú a tú...mientras, ya saben lo que tienen que hacer: seguir con Biedma, con Pessoa, con Machado, con Lorca o con Valente (por no mencionar a otros poetas vivos y más jóvenes), que después de todo son los poetas a los que el Sistema financia y en los que está interesado en promocionar...Seguid leyendo a esas jóvenes promesas que triunfan, por regla general, vendiendo ya desde el principio sus jóvenes almas así como la escasa poesía que éstas pudieran albergar, para terminar sus días convertidos en grandes poetas supuestamente consagrados que han tenido que pasar por más camas que las aspirantes a estrellas de cine en Hollywood....
Yo (que fui un delincuente y soy y siempre seré para determinado tipo de gente un ex presidiario) no tengo la culpa de que los valores que nos hacen humanos, determinado tipo de gente haya cambiarlos por valores más seguros: como, no sé, los de los bonos del estado o cosas por el estilo...

Mi blog es mi casa. Y en mi casa, y esto va por los que me acusan de autobombo, hago lo que me sale de la puta polla (oh, perdonad mi lenguaje barriobajero, vosotros, cultos y refinados lectores, reseñistas de tres al cuarto, poetas o editores, pero es que yo no me lavo la boca con jabón) y si me sale de la polla colgar alguna foto mía o algún poema mío (cosa que, a diferencia de otros escritores, no suelo hacer casi nunca) o lo que sea, ya sabéis las dos opciones que tenéis: podéis entrar en mi casa o pasar de largo y entrar en la de otro u otros e ir a darles el puto coñazo a ellos...Pero en mi blog, es decir, en mi casa, tengo todo el derecho del mundo a mirarme en mi espejo y preguntarle: Espejito, espejito de los cojones, ¿quién es el mejor poeta de todo el puto universo? y que él, el puto espejito de los cojones, seguramente empañado, me responda, aunque no sea cierto: Tú, David, tú eres el mejor poeta de todo este puto y jodido universo...Cosa que, como comprenderéis, no es cierta...

Así que para los que, desde otros blogs, se dedican a criticarme, me hago un poco más de autobombo y subo la fotografía en la que estoy con el poeta Nacho Tajahuerce el pasado 30 de agosto, y que es obra del fotógrafo, fotógrafo profesional, Teo Hernández Acero...Acero, como yo, así que (y estas palabras son para los que tanto me odian y odian mi poesía) me parece a mí que vais a tener que esforzaros un poco más si queréis, si lo que realmente queréis, es hacer mella en mí o en mis convicciones poéticas, porque yo, aparte del acero, soy como los kamikazes japoneses: soy capaz de dar hasta mi propia vida por la poesía, pero algo me dice, un pajarito creo, que vosotros no...Así que, como me comenta mi colega el Kebrantaversos sobre mierdas como vosotros: déjalos que sigan escudándose en su anonimato, pues eso es lo que serán el resto de sus tristes y patéticas y domesticadas vidas: unos seres grises, mediocres y anónimos...

PD: Al que le interese saber más sobre el tema: que entre en el blog del Kebrantaversos...

4 comentarios:

gsus dijo...

totalmente de acuerdo
con lo que apostillas
en el debate.


saludos

NaiD dijo...

ufff que largo no me lo he leido a ver si tengo tiempo luego. De que va del megafono de Antxon?? Jejejeje!!!

kebrantaversos dijo...

gracias mil por unirte a mi en favor de DAVID, o sé si tú lo conocerás personalmente, pero es un tío COJONUDO de verdad, un gran abrazo del KEBRAN

Oskar dijo...

De nada tío, tan sólo le conozco por su obra y por su blog pero es suficiente para empatizar con él y además se lo debo por tantos momentos de lectura de NO FICCIÓN que me ha hecho vivir y cualquier día lo mismo me planto en Asturias para decirle en la cara que siga manteniéndose firme. Otro abrazo para tí.