4.6.07

Pactos

En estos días en los que se habla de pactos y más pactos, de alianzas para gobernar y de contactos entre partidos me vienen a la cabeza ciertas dudas. La escasa confianza que tengo en los líderes políticos y en los partidos en general se ve diezmada en estos tiempos aún más si cabe.

Me da la sensación de que ya todo vale con tal de estar en el poder, con tal de gobernar tal o cual institución. Esto de los pactos parece que se está convirtiendo en un reparto de poder y a veces no comprendo muy bien a qué responden las políticas de alianzas entre partidos.

En Euskadi la cosa es más compleja si cabe porque aquí la disyuntiva no está solo entre los progresistas y los conservadores, aquí tenemos otra referida al modelo de estado, a la identidad nacional, etc. ¿Y qué prima en los partidos a este respecto? Pues la verdad es que ya no lo sé.

En estos tiempos que corren parece que el ciudadano es lo último a la hora de tomar decisiones, o por lo menos, no está tan claro que sea lo primero. Porque yo me pregunto si no sería lo normal, tras estos resultados, que los políticos pensasen en establecer pactos con los partidos que tengan programas políticos lo más parecidos posible a los propios. Han sido unas elecciones municipales y forales donde los que han sido elegidos deben hacer políticas muy próximas al ciudadano. Me resultaría extraño que en los pueblos la gente se pusiera a reclamar territorialidad o construcción nacional a sus alcaldes y alcaldesas, o unidad de España a sus junteros, o yo qué sé.

Tengo la sensación de que a los vecinos les interesan primero otras cosas como la vivienda, el paro, lo que cuesta aparcar en su pueblo, las posibilidades de ocio de sus hijos,… Desde aquí mi deseo de que esto sea lo que prime a la hora de hacer pactos y gobernar. Algunos con ansias de que el tripartito esté en todas partes, otros con ganas de romperlo…al final quién mira a su programa y dice: “Pactaré con aquel que sea más afín a mis proyectos para mi pueblo.”

No hay comentarios: