15.5.07

Voluntad democrática

Eso es lo que dicen tener los niños de Batasuna que ahora piden el voto por ANV, partido que, por cierto, tras muchísimos años de historia se somete totalmente a los designios de otro del que en su día se quiso desvincular. Curioso es el camino de los partidos. ¿No sería mucho más congruente y ético continuar con su ideología (fuera de la violencia según sus propios estatutos) y denunciar lo que les parezca injusto sobre otros partidos? Pues no, parece que es más interesante pasar de dos sedes propias con su propia identidad a multitud de sedes repartidas por toda Euskal Herria bajo la tutela de otros. Las ansias de poder pesan sobre casi todos los hombros.

Vaya por delante mi más sincera voluntad de que Batasuna concurra a las elecciones. Que no quepa duda de que prefiero ver como la gente muestra su repulsa a la violencia mediante el voto a que vayan llorando de esquina en esquina, o más bien haciendo llorar. Lo explica muy bien Pablo en un reciente post de su blog.

Gracias a Manu acabo de ver las fotos de la campaña electoral de ANV que, curiosamente, se da más en los carteles y sedes de los demás que en sus propios lugares de trabajo. ¿Por qué? Porque es mucho más fácil intentar aplastar (literalmente) al contrario que proponer alternativas para salir a flote.

No voy a pedir el voto para nadie en este blog. No soy político. Pero sí quiero decir claramente que cualquier persona en contra de la violencia y a favor de los derechos humanos, cualquiera que entienda la palabra como el único método válido para hacer política, etc. debería pensarse muy mucho si tiene algún sentido votar a quienes no tienen ni idea de lo que es dialogar.

Los ciudadanos vascos no dejamos de dar oportunidades a aquellos que no saben lo que es la política para que comiencen a ejercerla. No quiero entrar en si Batasuna podría haber concurrido con cualquier otra fórmula en las elecciones, es muy claro que podrían si tuvieran voluntad real, existen mecanismos legales, lo que a veces falta es coraje. No pongo en duda que a muchos no les interesa que se presenten, ni mucho menos, está claro que demasiadas personas tienen interés en que no sea así, pero esto no le da a nadie legitimidad para hacer lo que le venga en gana. No vale todo. Y lo curioso es que se dedican más a amedrentar a quienes apoyan su legalización que a los otros, que por otro lado tampoco merecen sufrir ataques violentos, nadie lo merece.

Si yo quiero levantarme por la mañana con una Euskal Herria que amanece en paz es obvio que nunca podré apoyar a los que en la mano siempre llevan cócteles molotov, piedras y mala sangre. Para terminar quiero recordar que cuando Herri Batasuna se presentaba a las elecciones como cualquier otro (bueno, sin amenazas que no es poco y los demás siempre las han tenido) también se daban todos estos actos en campaña y fuera de ella. Es decir, no vale lo de ilegalización igual a violencia porque sería hipócrita. Algunos niñatos no necesitan excusas para romperlo todo.

No creo en esta democracia pero creo menos aún en la violencia.

Dar la cara partiendo la de los demás no es ser valiente.

3 comentarios:

marraskilo dijo...

Desde luego son puntos de visto como todo, evidentemente yo tambien prefiero mostrar mis diferencias con un voto y no con una piedra en la mano, pero si me quitan la opcion de votar solo me dejas la otra, luego puede que la utilice o no, pero si me quitas opciones no es bueno.
Lo mismo podria decir del dialogo, lo mismo es no decir nada, como decir y no hacer y ahi estan todos los partidos metidos no solo batasuna.

Yo tambien espero alguna mañana levantarme y ver que todo este follon se ha acabado.

Un saludo desde la otra orilla.

Oskar dijo...

Yo no estoy de acuerdo en que se ilegalicen los partidos. Pero tampoco creo que la única opción sea la que comentas. Me explico:
En realidad hay otras miles de maneras de mostrar tu malestar a parte de la violencia, sin ir más lejos está la palabra, la manifestación pacífica, etc. Luego, por otra parte, está el hecho de por qué se ilegalizan los partidos. Podríamos entrar en si Batasuna podría haber montado una plataforma política legal o no. Y sí, podría.
Por otro lado no entiendo qué sentido tiene atacar a aquellos que están en contra de la ilegalización de Batasuna.
No estamos hablando de unos chicos y chicas pacifistas que hacen esto porque no les queda más remedio. Esa no es la realidad.
Por último, ¿por qué esto lo hacen siempre, por qué lo hacían también cuando Batasuna era legal?

Muchas gracias Marraskilo por tu comentario, espero que sigas participando por aquí.

Un saludo desde esta orilla ;).

marraskilo dijo...

Si, evidentemente, hay varias formas de protestar, aunque a quien le retiras su derecho a votar obiamente se ha de sentir disgustado.

Yo doy por hecho que todos los partidos, tienen sus trapos sucios o sus malas acciones, la cuestion es quien lo hace sin tapujos aun a sabiendas de saber que lo que hace esta mal, y quien lo hace a escondidas y luego aparece como adalid de la paz y la verdad.

El problema viene cuando sabes las andanzas de uno de estos ultimos y encima te pide el voto, je je, pues depende de como sea la persona, le puede decir un no educado, o una muy mala contestacion.