9.5.07

Interior


Desde hace años el Departamento de Interior del Gobierno Vasco está sumergido constantemente en la polémica. Es lógico teniendo en cuenta que de él depende la lucha antiterrorista del gobierno autonómico, y tal y como son las cosas respecto a este tema siempre, la polémica es algo que ha ido e irá ligada siempre a sus actos. Quizás cuando este sea un país normal donde la gente solucione las cosas mediante el diálogo algo de esto cambie.

La supuesta condescencia con el entorno etarra y la misma banda ha estado en todos los mentideros desde que tengo uso de razón. Muchas personsa, incluso los propios ertzainas, han denunciado en más de una ocasión que este cuerpo se ha visto con las manos atadas en varias ocasiones a la hora de ejercer su labor contra ETA. Cuando el río suena agua lleva y aunque no quiero decir que esto es así siempre o de manera tan clara, teniendo en cuenta la actitud que a veces tiene el PNV no me extraña que no se haya sido en todas las ocasiones tan duro como se requiere ser contra la organización terrorista.

Ahora la polémica vuelve a estar servida en forma de destitución. Balza, el Consejero de Interior, ha decidido prescindir de los servicios del jefe antiterrorista de la Ertzaintza. Además de esto se conoce que unos cincuenta agentes han abandonado la unidad especializada en estos menesteres.

Se puede especular mucho sobre las causas de estos sucesos y no voy a hacerlo pero sí quiero expresar mi preocupación ya que me parece primordial que en estos temas las cosas funcionen seriamente, no debemos olvidar que aquí, de lo que estamos hablando es de la vida de las personas.

No hay comentarios: