1.3.07

Volviendo a casa

Finalmente parece confirmado que Iñaki De Juana Chaos es trasladado a un hospital del País Vasco. A partir de ahora lo que nos espera es lo que ya sabemos de sobra: el PP diciendo que Zapatero cede ante el chantaje etarra, Batasuna diciendo que lo que deben hacer es ponerle en libertad,...vamos, lo de siempre.

Primero debo decir que como contrario a la dispersión que soy no me parece mal que se haya tomado esta decisión. De hecho pienso que así debería ser siempre, con enfermos o con sanos. En mi opinión poco soluciona el desviar a los asesinos de ETA a cárceles lejanas. Entiendo que es una medida estratégica de las Fuerzas de Seguridad y el Ministerio de Interior pero también pienso que, si lo que se busca es que los etarras no tengan contacto entre sí y que su operatividad desde las cárceles se vea mermada, hay otros métodos o debería haberlos. No sólo eso sino que además gastamos, los contribuyentes vascos, una cantidad importante de dinero en ayudas para los viajes de los familiares de presos etarras, si estuvieran cerca es un dinero que no se gasta. Bastante se gasta ya en mantener a los presos a pensión completa.

Pero indudablemente esto tiene otro tipo de consecuencias más allá de las meramente políticas. Me refiero a los precedentes que se puedan estar sentando. Como bien me ha dicho Pablo en alguna ocasión, no es sencillo que un preso se lance a hacer una huelga de hambre indefinida con los riesgos que eso conlleva. Es decir, para un preso no es fácil tomar una decisión así. Aún así es innegable que si "valientemente" otro etarra decide seguir el camino de Hannibal "el Caníbal" deberá obtener los mismo beneficios, eso sí, cuando esté al límite como ha sucedido con éste. Y repito que lo que se va a hacer con De Juana para mí no encierra un alto grado de benevolencia puesto que creo firmemente en el acercamiento de presos, pero se plantea el problema de la vulnerabilidad de la Justicia mediante estas cosas.

Me parece necesario hacer una reflexión, no solo política sino también en términos de Justicia y Derecho, en torno a este suceso.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

no es facil no, pobrecico de juana, con lo buena persona que es, un poquito de asco es lo que das

Oskar dijo...

¿Qué fácil es el insulto desde el cobarde anonimato verdad? Te ruego que no faltes al respeto. No es necesario. Por no hablar de que en ningún momento hablo de este asesino en esos términos...

Anónimo dijo...

Insultos?¿, no simplemente que me da asco como piensas

Oskar dijo...

Ah claro, tú eres de los que estaba a favor de restarle un día de condena por cada día trabajado, de aquellos que soltaron a multitud de etarras (pero soltarles de verdad) y todo eso...vale, vale.

Anónimo dijo...

yo soy de los que está a favor de que tus amigos se pudran en la cárcel, no se, yo con 13 años no sabía estas cosas.

Oskar dijo...

No tengo ningún amigo delincuente con lo cual no entiendo qué te lleva a desear eso. Supongo que es simplemente tu mente precaria en sensibilidades y muchas otras cosas. La hipocresia cuando se une a la tristeza de una vida dedicada a gruñir y apuñalar con palabras cada una de las palabras ajenas se convierte en algo realmente penoso.

Anónimo dijo...

lo penoso es un parrafo con palabritas bonitas que son vacuas. De todas maneras De juana os está muy agradecido. Lo triste también es una vidad dedicada en hacer todo lo posible para hacer creer a gentuza como yo que los etarras son gente respetable y que un día de estos van a cambiar, como los maltratadores

Oskar dijo...

Lo que yo decía.