1.2.07

Cosas bonitas

Hoy se ha celebrado un juicio sobre lo que fue denominado "Caravana de la muerte". Quinientos treinta y seis kilos de explosivos se dirigían a Madrid en furgoneta. Uno de los etarras tuvo un accidente y se pudo detener el plan.

Son tres los terroristas acusados de este delito. Uno de ellos (Beñat Barrondo), que dice no pertenecer a ETA ahora ni tampoco en el momento en que todo esto sucedió aunque sí un tiempo antes, pero sólo por un tiempo de dos semanas, ha declarado lo siguiente: "no estaba preparado ni tenía valor para hacer las cosas que ahí se realizaban". "Pensé que era una idea muy bonita, pero en la segunda cita vi la realidad en la que me había metido". Esto último no quiere decir que ETA no le guste sino que era algo de mucha "responsabilidad" para él.

Me parece a mí, soy así de fascistaopresor, que quien pueda definir como bonita la actividad terrorista tiene un problema algo más grave que el hecho de sentirse un joven oprimido por el Estado EspañolAZO.

No hay comentarios: