2.10.06

El tiempo de las cerezas

Me gusta la música. Y me gusta más aún cuando es el traje perfecto para las palabras. Cuando estas palabras se mezclan entre ellas para esculpir obras de arte. Cuando se dan las manos, se besan, se tocan y son capaces de escribir su coito con la mayúscula que otorga el mejor orgasmo posible.


En general hoy por hoy no es fácil encontrar polvos musicales con demasiado valor. Si acaso el valor del prostíbulo musical en el que, constantemente, nos invitan a participar como clientes de putos y putas disfrazadas de artistas que ojalá tuvieran el arte que pueden tener los putos y las putas.

Es curioso pero, como de costumbre, el sexo más fácil es el más lucrativo. ¿He dicho sexo? Me refería a la música claro.

Pero como todo, ante el humo que nos venden, si eres capaz de introducirte sin miedo, puedes llegar a ver paisajes más atractivos e ilusionantes. Y yo hace poco me he encontrado con uno de ellos.

"El tiempo de las cerezas" es una extraña coalición entre Enrique Bunbury (se que no te gusta Manu) y Nacho Vegas. El carácter de genio del primero lo descubrí hace tiempo, el del segundo ha sido una agradable sorpresa. Es un disco doble a medias, cada uno canta diez canciones y las composiciones de las mismas también. Solo una canción es compuesta por ambos.
Este disco es un universo distinto a lo que nos encontramos normalmente. Es un verdadero placer escuchar sus voces columpiándose en el abismo de las palabras al ritmo de una música que es más el ambiente necesario para pronunciarlas que el centro neurálgico de la canción en sí.
En la mediocridad en la que suelen tambalearse la mayoría de las producciones musicales de este país, es muy agradable cegarse con destellos de absoluta genialidad, cargados de calidad. De esa calidad en sus dos vertientes: la de las cosas bien hechas y la del calor que puede sentir un corazón cuando le pellizcan fuerte en lo más profundo.

Ahuecad este tiempo tan compacto que nos oprime en la vida diaria para dar paso a uno más dulce en la amargura incluso: El tiempo de las cerezas.






Technorati Tags: , , , ,

2 comentarios:

Ma dijo...

jajajaja...tienes razón, con Bunbury no puedo pero voy a hacer una cosa, gracias a ti a Nacho Vega le voy a dar una oportunidad.
Te invito a poner algo de él en la sección musical de tu blog a ver si tengo uno de esos orgasmos musicales de los que hablas.
Un abrazo

Oskar dijo...

Vale, en cuanto tenga un ratito pongo una de las canciones de Nacho Vegas de este disco. Aunque este hombre quizás sea algo más difícil que Bunbury...jejeje