18.10.06

Accidentes laborales.

Hemos comenzado esta semana con dos noticias que son una, y es una tan triste como las miles iguales que hemos leído. Supongo que ya sabéis que me refiero a los dos trabajadores que murieron el lunes cuando desempeñaban sus tareas laborales.

Es increíble que hoy en día estas cosas sucedan tan a menudo. En lo que va de año han muerto 44 personas en la CAV. En lo que llevamos de mes 5. Cada día son más intensos los controles que se realizan en el área de los riesgos laborales, de hecho el ser técnico en este ámbito es sinónimo de empleo. Aún así siguen muriendo personas.

Muchas veces se achaca la culpa a las empresas simplemente, y estas mismas suelen culpar a los propios trabajadores. Es cierto que hay muchos trabajadores que no hacen uso de las medidas de seguridad, pero no es menos cierto que la empresa también debe controlar esto. Y tampoco debemos olvidar que aún existen muchos lugares donde primero esta la velocidad en el trabajo, es decir, el dinero, y luego esta la seguridad.

Y no solo están los accidentes, también las enfermedades que se derivan del trabajo. Las cifras no son demasiado halagüeñas.

No es una conquista del obrero, es una conquista de todos el erradicar estos sucesos.

A mí se me ponen los pelos de punta al leer estas noticias, me imagino a las familias de estas personas…Y pienso que un día me puede tocar a mí también. Algunos viven para trabajar, otros tienen la filosofía de trabajar para vivir. ¿Trabajar y quizás morir?

Technorati Tags: , ,

20 comentarios:

navarro dijo...

la responsabilidad de hacer cumplir las leyes de seguridad en el trabajo y de denunciar a los empresarios y trabajadores que las incumplen corresponde en las empresas grandes, al delegado sindical, personaje que normalmente no ha trabajado en su vida y que normalmente no esta en la empresa nunca.

Oskar dijo...

Totalmente de acuerdo con el señor delegado sindical. Suele pasar bastante. Aún así creo que los gobiernos deberían asegurar estas cosas también ¿no crees? Al fin y al cabo el que se cumplan las leyes lo tienen que asegurar los mismos.

Anónimo dijo...

La pescadilla que se muerde la cola.
Al empresario le gusta mano barata y callada, de ahí que haya tanto inmigrante ilegal trabajando.
El obrero necesita cobrar a final de mes para subsistir, aunque también es verdad que en los ultimos tiempos nos hemos subido al carro de la buena vida, (viajes, cenas, videoconsolas, etc..., aunque este es otro debate); el caso es que si exiges te quedas en la calle o cobras menos, y lo unico que queda es el riesgo, a ver que tal sale.
¿Quién tiene la culpa?.
Yo tengo algo muy claro, los sindicalistas y sindicatos no sirven para nada, y son grandes culpables de lo que pasa, por que los sindicatos solo están para la galeria, y los enlaces para coger horas libres, dinerito extra y aprovecharse de sus compañeros, (y se de lo que hablo).
Así que como he dicho, la pescadilla que se muerde la cola.
Y francamente, no le veo facil solución.

Oskar dijo...

De todas maneras el tema del sindicato vale. En general son unos acomodados. Pero al final de todo el empresario tiene la posibilidad, y esta en sus manos, el hacer las cosas como se deben hacer. Es decir, el sindicato no trabaja como debe, bien, pero esto no quita responsabilidad a la empresa si no propicia condiciones óptimas de trabajo.

Anónimo dijo...

A mi este tema me parece un pelin peliagudo. Mas que nada porque hay muchos casos y todos muy distintos. Muchas veces los accidentes ocurren porque los trabajadores se toman las normas a la ligera y solo se ponen el casco cuando pasa el de riesgos o el jefe de obra ( y de esto podrian hablar largo y tendido Axi y mi aita) y otras muchas veces ocurren porque prima la velocidad antes que la seguridad de las personas. Cito estos casos pero seguro que hay muchos mas esta claro. Por eso me parece que es un tema que no se debe de generalizar y en el que hay que estudiar cada caso por separado para no echar las culpas ni a unos ni a otros. No se cual es la solucion eso se lo dejo a las expertos, xq yo bastante tengo con mis nubes...

Manu dijo...

Primero que estigmatizar a los sindicatos y enlaces sindicales me parece hacer la demagogia de siempre, las experiencias de unos no son las de todos, y el sindicalismo no sólo tiene aplicaciones impresionantes sino que ha sido una de las grandes razones por las que los derechos de los trabajadores están donde están y no como hace cien años. Lo de que no hubiera sindicatos les encantaría a los empresarios, la lucha obrera por separado no tiene fuerza contra ellos.
En el tema de los accidentes laborales, el año que llevamos en la CAV es indecente y espeluznante.
Esto no tiene nada que ver con inmigrantes ni habichuelas; el empresario, supervisor, jefe de obra o Manolete tiene el deber de llevar un riguroso control sobre la seguridad en su entorno laboral, porque tiene el deber de velar por la seguridad de sus trabajadores. Si un trabajador es pillado sin la debida protección, sanción administrativa al canto, a la tercera congelación de empleo y sueldo una semana, y a la quinta a la puta calle por no saber cuidarse a sí mismo, ¿motivo? mi empresa no corre riesgos con sus empleados y punto.
Ya iba a espabilar todo pichichi con el no me pongo el casco que me da calor.
Por parte del estado igual, inspecciones habituales a las empresas con unos puros de impresión en caso de incumplimiento de las normativas de seguridad.
En serio, rápido espabilaríamos todos.

Anónimo dijo...

Tal vez hace muchos, muchos años los sindicatos lo hacian bien, pero ahora? jua jua,,
En una empresa grande aún, pero como trabajes en algo pequeño, ¿como es mi caso?, ya te puedes morir, que ni dios te echa una mano.
Y por supuesto que conozco sindicalistas que se dedican a vivir y punto, el resto de los compañeros, o, compañeras le traen al pairo, que no digo que sean todos, pero unos cuantos muchos si.
En cuanto a las multas y sanciones a empresas, empresarios, trabajadores y demas, por no cumplir las normas, totalmente de acuerdo, pero ¿Quien empieza?, los unos por los otros nadie hace nada.

Pablo Aretxabala dijo...

Qué triste es ver cómo nos tiramos piedras a nuestro propio tejado cayendo en la demagogia facilona y supermoderna de la crítica a los sindicatos. Paraos un momento a pensar qué pasaría si no hubiera sindicatos, y los trabajadores tuvieramos que vernoslas a sólas y en plan "salvese quien pueda" con las empresas... ¿alguien cree que nos iba a ir mejor? Ni de broma.

¿Que en los sindicatos hay jetas? Claro, y en las empresas, y en las ONGs, y en la Iglesia, y en tu comunidad de vecinos... en todas partes hay quien se aprovecha, pero de ahí a descalificar a todo un colectivo me parece una pasada.

Yo, me vais a perdonar la pedantería, pero algo conozco del sector de la construcción, y os puedo asegurar que cuando un currela tiene un problema donde acude, y quien al final le puede echar un cable para resolverlo es al sindicato. Si no lo tiene bien difícil.

En cuanto al tema de los accidentes laborales, y para no dar la chapa más, me remito a lo que comenté en su momento en mi blog http://hontza.blogspirit.com/archive/2006/09/19/a-la-c%C3%A1rcel.html

Oskar dijo...

Yo creo que se me ha entendido mal. Me he metido con los sindicatos porque para mí son muy importantes por todos los logros que ha obtenido el mundo obrero gracias a haberse organizado y luchado por sus derechos. Pero quizás,porque siento que los sindicatos son algo importante en las personas con una ideología cercana a la mía, es por lo que me fastidia mas como se han descafeinado. Es cierto que generalizar no está bien y que hoy por hoy siguen siendo los valedores de los derechos de l trabajador, pero el problema es que conozco gente muy cercana sindicalista y tocapelotas a la par. Y con esto las experiencias de otras personas. Y cuando esto sucede uno se desencanta, se desilusiona.

Oskar dijo...

Y por otra parte decir que estoy totalmente de acuerdo con Manu, lo que hace falta es más dureza en las sanciones o penas para los que incumplan las medidas de seguridad.

Rayo dijo...

Los sindicatos nacieron para defender los derechos de los trabajadores, pero ahora, la gran realidad (conozco muy bien a los de uno en concreto, aunque yo este afiliado en otro), es que luchan por sus propios intereses…

Y esto se produce por la dejadez de los delegados sindicales. La experiencia que yo he vivido es: A mí, sindicalista, me interesan mi inmunidad sindical, mis horas sindicales y mi largo etc, y tu trabajador, búscate la vida… Eso sí, hasta para pedirles la hora te pasarán la hojita de afiliación, para que te cobren las mensualidad.

Una vez que te cobran la mensualidad que pasa, Pues a mí, lo mismo que si cojo 3000 pesetas todos los meses y las tiro a la ría… Vamos, que me da la sensación de que estoy tirando el dinero… Eso junto a los 50 euros trimestrales que me pasan de otra institución de la que no voy a hablar.

Pero cómo vas a trabajar sin estar sindicado/colegiado??? Se benefician precisamente de eso. El sindicato es como el seguro del coche, es “por si acaso”. En lugar de luchar por los derechos de los trabajadores… lo que he dicho antes…

Por otro lado es curioso cómo los sindicatos, en lugar de aunar fuerzas para conseguir objetivos que interesen a los trabajadores, se polarizan bajo ojetivos POLÍTICOS!!!! Por eso yo estoy en uno profesional y neutro!!!

En cuanto a los accidentes profesionales, asusta oír esas cifras, y estoy completamente de acuerdo con Manu. Los empresarios deberían endurecer las sanciones hacia aquellos trabajadores que incumplan con las normas.

De todas formas, como ya comenté en otra ocasión, estamos embebidos por la ilusión de que a nosotros nunca nos va a pasar nada… Por eso no usamos las medidas de protección. Os pongo el ejemplo de mi profesión. Yo soy enfermero y en todos los sitios tenemos prohibidísimo volver a poner el capuchón de la aguja una vez que hemos pinchado al paciente. Esto es realmente peligroso, porque hay muchas enfermedades que se transmiten por vía parenteral (SIDA, Hepatitis, Síflis…) y al poner el capuchón en una aguja nos podemos pinchar... Pues bien, conozco a poco DUEs que no lo hagan (y lamentablemente tengo que decir que yo tb encapucho agujas). He oido mil veces: "Pero que me voy a pinchar hombre!!! Pongo el capuchón a la jeringa y luego la tiro al contenedor…" Y mira que allá donde vamos nos meten el miedo…

Brrr prometo no encapuchar más…

axi dijo...

La verdad, es que a mi no me sorprenden en absoluto las cifras que se manejan cada año en relación a la mortandad en los lugares de trabajo y lo que me extraña es que no muere muchísima más gente. Trabajo en el mundo de la prevención de riesgos laborales desde hace algo más de 1 año y suelo decir que desde entonces creo en los milagros, porque realmente es milagroso que no se mate más gente con la cantidad de burradas que se hacen.

Mucha gente dirá que es mi responsabilidad que la gente no cometa imprudencias, que me asegure de que utilizan el equipo adecuado para cada trabajo, que sancionemos duramente a quien incumpla las normas....y así hasta aburrirme, pero desgraciada o afortunadamente no somos jueces, ni verdugos, que puedan ir administrando "justicia" por las obras y fábricas de nuestro país. Para mi es una desgracia que no sea así, porque nos convierte en los pesados del centro de trabajo que se pasan el día diciendo como se deben hacer las cosas, pero a los que no es necesario hacer caso "porque como no me pueden hacer nada más que reñirme de vez en cuando", ese supuesto poder que tenemos para echar a la gente de su puesto, o para sancionar economicamente, o para siquiera echar una bronca cuando ves que algo se está haciendo rematadamente mal, es más que cuestinable, en realidad tenemos que andar con pies de plomo, "no vayamos a herir la sensibilidad de algún pobre inocente". Se pide dureza y rigurosidad, pero cuando la aplicas, los sindicatos te echan a los perros y el empresario te deja solo ante el peligro, así que somos el saco de las ostias tanto de empresarios como de sindicatos. Es por esto ultimo; y como diría Pablo, me vais a perdonar la pedantería, que los que "sufrimos" mi profesión somos las personas que más objetivamente podemos hablar del tema, ya que no somos ni de los "buenos" ni de los "malos", solo somos los de enmedio que molestan a unos y a otros.

Yo creo, que la culpa es más de los propios trabajadores que de ninguna otra institución o persona, y lo digo porque si uno mismo no es capaz preocuparse por conservar su salud o su vida, ni el empresario, ni el sindicato, ni un técnico en prevención puede hacer nada. Permitidme que os diga que yo no soy la niñera de nadie, idea ampliamenter extendida en el mundo laboral, creo que gente que ya hace tiempo superó la mayoria de edad y además es tan inteligente y profesional entiende las cosas que se les recomiendan para que desarrollen su trabajo de una forma segura, pero en vez de hacerte caso, se aplica la logica pura tan caracteristica de nuestra cultura de "este niñato me va a decir a mi como tengo que trabajar" o "que me va a pasar ahora si siempre se ha hecho así" o "bueno, por una vez que lo haga que me puede pasar", ¡¡¡PUES QUE TE MATES COÑO!!!.

Con respecto a este tema aprendí bien rapido (al 4º día de trabajo) en mi periplo por el mundo de la construcción, que por mucho que repitas una cosa, no quiere decir que te escuchen o te vayan a hacer caso. La cuestión es que después de advertir a un trabajador en más de 4 ocasiones que debía adoptar determinadas medidas para estar seguro, acabo empotrado contra el suelo despues de caerse desde unos 8-10 metros de altura, afortunadamente solo se rompió un tobillo y un hombro, pero el atender a una persona en el suelo que no sabes si estará viva o muerta, que era lo más probable, despues de haberle dicho por activa y por pasiva que era lo que tenía que hacer para que eso no le pasara, pues te jode mucho, primero te acojonas, luego te repones y le atiendes y con suerte controlas la situación, cuando empieza a gritar de dolor te tranquilizas porque ves que al final no a sido para tanto, y cuando se lo lleva la ambulancia te entran ganas de matarlo tu mismo por no averte hecho caso. Luego cuando piensas en lo que a pasado tomas conciencia de la importancia de tu trabajo y decides que los trabajadores te van a hacer caso "quieran o no", para que cosas como esas no vuelvan a pasar en TU obra y vas y contra todo pronostico lo consigues, cosigues que el dialogo y también la "mano dura" triunfen y lleven hasta el casco puesto, pero eso incomoda a ciertas personas, porque echas broncas o porque tus metodos hacen que la obra vaya algo más lenta, o porque "el niñato este está empezando a tocarme los cojones", pero tu sigues en tus trece con tu ideal hasta que decides que no te merece la pena ser la persona más odiada de la obra y le dices a tu jefe que te piras y que si se mata alguien que les vaya bien, simplemente aprendes a pasar de ellos y que salvarter el culo es lo unico que realmente importa.

Los empresarios no se preocupan más que de pasar las inspecciones de trabajo y obtener el mayor número de beneficios al final del año, cierto, pero, los sindicatos, como dice Rayo, se mueven en su mayoría por intereses políticos, o lo que es peor aún, por intereses personales. Lo más grave con respecto a estos, es que le hacen el juego al empresario en su afan por defender los "intereses" del trabajador, es que no se dan cuenta de que cada vez intimidan a un tercnico de prevención (lo suelo ver en mi departamento) por comportarse de una manera estricta con alguno de sus afiliados, lo único que consiguen es que este pase cada vez más del tema hasta que llega un momento, en el que tansolo se preocupe del papeleo tan necesario en este mundillo para poder domir tranquilo.

La solución a este gravísimo problema es demasiado compleja, como para arreglarlo con sanciones económicas a empresas, que en un momento dado las pueden llevar a la quiebra; reivindicaciones sindicales que a mi entender buscan más el voto que la solución de problemas, o normas cada vez más estrictas y restrictivas, que los trabajadores muchas veces no consiguen entender su utilidad. Esa es la cuestión, entender el porque de las cosas, la educación de las personas en la seguridad, en el trabajo y en la vida. Yo me acuerdo que de pequeño me daban clases de seguridad vial en el colegio, pero jamas me enseñaron los peligros que puede haber en el mundo laboral y como enfrentarme a ellos, y es por ahí por donde hay que empezar a enseñar a la gente a cuidar de si misma y de los demás, y seguir en los institutos y en las carreras universitarias.

Para terminar deciros que mi trabajo me encanta, a pesar de todo el asco que nos tiene la gente en general y de la falta de comprensión que existe por parte de la sociedad y de las burradas que se dicen de nosotros, como que deberiamos ir a la carcel si cometemos un error, por el que alguien se accidenta gravemente o muere. Decirle a toda esa gente que ponemos todo nuestro empeño y conocimientos para ayudar a los demás a que tengan un puesto y unas condiciones de trabajo mejores, incluso en ocasiones somos como el profesor que se dedica a cuidar de sus alumnos en el patio de recreo, pero no se nos puede responsabilizar de la vida de los demás, ese es deber de cada individuo, ojala pudieramos tener el poder de evitar todas las desgracias que ocurren en nuestros centros de trabajo, aunqueee.... si fuera así, me quedaría sin trabajo JE JE JE JE.

Yo os prometo seguiré tocando las pelotas a más de uno y aplicando la maxima de "Más vale un porsiaca... que veinte penseque..."

Un saludo amigos

navarro dijo...

para pablo, mira tio, un trabajador normal, de una empresa normal, ¿para qué quiere un sindicato?, los sindicatos se interesan por tu situación, primero si estás afiliado a él, (aunque los sindicatos se pagan con dinero público), segundo si tu caso les vale para hacer propaganda, y tercero si estás en una gran empresa y por lo tanto pueden pillar cacho en forma de enlaces. por lo demás si no cumples alguna de esas 3 condiciones, te pues ir dando por bien jodido. por otra parte, los sindicalistas son violentos, agresivos y antidemócrtas, cosas que podemos comprobar en las huelgas, con sus amenazas, agresiones y destrucción de propiedad pública y privada, coacciones, etc.

¿entonces señor pablo aretxabala?, ¿qué coño hacen hoy día los sindicalistas por mí?, te lo voy a decir claramente, NADA, cuando estuve en la CNT, no me ayudaron en mi problema, y ahora que soy autónomo me joden por todos los lados, solo van a pillar cacho, y te ayudan si con ello pueden pillar todavía más cacho

Oskar dijo...

Muchas gracias por tu aportación Axi, es muy interesante saber el punto de vista de un tecnico en riesgos laborales y saber a lo que se enfrenta dia tras dia.

axi dijo...

No las merece y gracias a ti por leerte la impresionante chapa

.NaiD. dijo...

Aunque no te lo creas me lo he leido enterito!!!

Y sigo pensando que el de riesgos de ir a la carcel na, ademas me has convencido más ahora sin querer. Por que si una persona comete un error en su trabajo no va a la carcel, xq deberia de ir entonces el tecnico de riesgos laborales? Aunque dependiendo de la situacion tampoco definiria un accidente de error, pero bueno por ponerme en el peor de los casos. O por ejemplo si un paciente de un hospital muere, el medico o enfermero a la carcel?? O si un policia no evita un tiroteo o algo parecido y alguien muere, tambien cualpa suya?? Habria que estudiar cada caso pero no me parece que sea trivial. (Como ya he dicho en otro post, la vida no es tan sencilla como la poesia de Becquer...)

navarro dijo...

la responsabilidad es del enlace sindical por no hacer su trabajo, donde por ley pone que es su deber velar que el empresario disponga de elementos de segurida y que los empleados lo utilicen, si el empresario no los pone y el enlace no actúa, empresario y enlace son culpables, si el empresario dispone, pero el empleado no lo utiliza la culpa es del enlace,

Oskar dijo...

¿Y no es deber del empleado usar los medios de los que dispone?

Pablo Aretxabala dijo...

Veo que el blog ha estado muy animado estos días. Lo siento, pero yo no puedo seguir vuestro ritmo :-)

A Navarro como tiene las ideas tan claras y ya tiene perfectamente catalogados a todos los sindicalistas nada le puedo decir ni argumentar.

Por lo demás creo la responsabilidad que tienen los trabajadores en cuidar de sí mismos no exluye para nada la responsabilidad que tiene la empresa de garantizar que las personas que trabajan en sus instalaciones o en sus obras dispongan y utilicen todos los medios de seguridad.

Un ejemplo un poco tonto pero creo que bastante gráfico: si yo monto en un avión, o en una montaña rusa, evidentemente me tengo que preocupar de no matarme y de seguir las instrucciones de seguridad, pero es la compañía aerea o la dueña de la atracción quien se responsabiliza de poner las medidas de seguridad y de que yo las cumpla. Y aunque me las salte, la responsable sigue siendo la empresa, por permitir que me las salte.

(Tomad el ejemplo sólo como lo que es, por favor, un mero "símil")

navarro dijo...

uhm, estamos de acuerdo, pero no lo estamos. es decir en empresas pequeñas sin derecho a representantes sindicales, no me acuerdo cual era el nº mínimo de trabajadores, la responsabilidad de que todos los trabajadores cumplan con las medidas de seguridad y salud es de la empresa, sin embargo en las empresas grandes con representantes sindicales, esta responsabilidad recae legalmente(creo que por el estatuto de los trabajadores) sobre los representantes sindicales.