15.9.06

Contando cuentos sin contar conmigo

Las tropas españolas llegan al Líbano. Estos días en los que vivimos donde poco importa que una sociedad este compuesta por los ciudadanos, donde todo está supeditado a los intereses de quienes aspiran a manejar los hilos de nuestro porvenir, donde lo que interesa es que nos vendemos los ojos ante las realidades, en estos días digo, además de intentar que no pensemos a veces ya dan por hecho que no lo hacemos.

Resulta que ahora, por ciencia infusa o por algún tipo de milagro, nos intentan vender a los ejércitos como oenegés o hermanitas de la caridad que siempre van en "misión de paz". Siempre y cuando seas tú quién los envíe es para hacer la paz, si es el enemigo lo hace para la guerra. Y sucede una y otra vez. Al igual que cuando se invadió Irak el PP decía que iban a poner un hospital para los heridos y nada más, ahora el PSOE dice que esto se hace para la paz y que bueno, no es un riesgo especial el que corren las tropas españolas. Ayer Mariano Rajoy, citar a este hombre se me hace raro, recordó que la misión del Líbano es la que mas víctimas mortales ha causado entre los cascos azules y esto, se mire por donde se mire, algo quiere decir. Así que de poco riesgo cero, cero patatero.

Pero siempre pasa lo mismo. Intentar hacernos creer que un ejército lleva tanques, fragatas, fusiles de asalto, etc. para no pegar ni un tiro es absurdo. Nos toman el pelo y encima se quedan tan anchos. Y lo hacen todos, sin excepción.

Por otra parte, este partido que gobierna hoy en día, que tanto se opuso a la guerra de Irak (yo también por supuesto)y que se quejó tanto de que se hiciera caso omiso a la opinión del pueblo, se ha vuelto a pasar por el arco del triunfo lo que opina la ciudadanía. Me parece muy bien que haya sido una decisión unánime de todos los partidos pero resulta que, iluso de mí, soy defensor de la democracia participativa. Y marchar a una guerra no es algo que carezca de importancia creo yo.

Al fin y al cabo esto no hace sino corroborar la idea de que cada uno se mueve por sus intereses y que hace lo que hace solo por mantenerse en el poder, y por supuesto, para quien esta en el poder, cuanto menos se sepa y menos se piense mejor. Ellos pedían un referéndum para decidir si se iba a Irak. Ellos no han convocado ninguno para ir al Líbano. Y no es todo igual, para mí es importante contar con el amparo de Naciones Unidas, como es el caso, pero eso no quiere decir que ya no valga nada nuestra opinión.

Forrest Gump sabe que tonto es el que hace tonterías. Punto. Las armas matan. Punto. Si no se nos pregunta no podemos decidir. Punto

2 comentarios:

Manu dijo...

Aunque entiendo que la situación es completamente diferente a la de la guerra de Irak por mucho que diga el señor Rajoy, entiendo tambien que si se cree que se precisa del apoyo de la sociedad mediante el referendum para llevar al ejército a una misión de intervención en el extranjero, o se hace siempre o se es un cínico.
Lo de que las palabras se las lleva el viento...a algunos no se nos olvida.

Pablo Aretxabala dijo...

[Modo irónico ON] Lo que no se entiende es cómo no se ha creado ya una coalición internacional para invadir Israel ya que se trata de un Estado con armas de destrucción masiva (nucleares y químicas), que invade a sus países vecinos, que asesina a miles de civiles inocentes y emplea armamento ilegal, que no acata las resoluciones de la ONU, etc, etc... [Modo irónico OFF]