7.9.06

7 tiros

Con esto podemos ver hasta que punto es y será difícil el trayecto que debe llevarnos a la desaparición de ETA que, tras declarar un alto el fuego, todavía tiene a sus militantes (o militares) con el ánimo bastante caliente y con ganas de seguir espanzurrando. Si la gente que tenemos sensibilidad, que no creemos en la violencia y que desde siempre hemos rechazado esta manera de ver el mundo tendremos que sufrir de lo lindo en todo este proceso, no quiero ni pensar como deben de andar las cocinas en el mundo de los que se hacen llamar MLNV (ya sabéis que les gusta ir de guerrilleros). Y es que no es lo mismo tener que tapar la boca a alguien que está a tu lado y que puede decir muchas sandeces que tener que atar las manos a quien lleva como pasaporte una Parabellum 9mm. No es lo mismo.

Estos acontecimientos, que sirven entre otras cosas para que las gaviotas vuelen más alto, ponen en duda las palabras de Imaz cuando dice que todo va según lo previsto y nos hace mirar hacia Otegi para ver que quizás tenga razón cuando dice que esto está bastante estancado. Otra cosa son las razones que da el líder de Batasuna cuando habla de los porqués de esta situación. Porque una cosa, que parece que no entienden o no quieren entender algunos, está muy clara: aunque sea triste, hoy por hoy, es ETA quien puede decidir cuando llega la Paz. Son ellos los que tienen que romper sus armas, los que tienen que salir de sus guaridas y los que tienen que dejar de matar. Bueno, esto no es cierto, la gente de su alrededor que no porta pistolas también podría hacerlo, solo tendrían que pedirlo como hizo el Sinn Feinn al IRA. Pero no es lo mismo.

"Te voy a pegar 7 tiros". Estas son las últimas palabras de ETA. Tengo miedo.

No hay comentarios: