24.8.06

Cien euros al mes

Anoche el siempre puntual e injustificado insomnio volvió a visitarme. Normalmente recurro a leer un libro -en este caso El Médico de Noah Gordon- pero este libro me gusta demasiado como para albergar la esperanza de que me pudiera llevar al sueño. Cambio de planes. Decido escuchar la radio. Y de este plan B lo que hoy escribo.

Mientras escuchaba, sin prestar demasiada atención, un programa en la radio - Hablar por hablar, de la SER-, de repente meten una llamada que por lo que sea llamó mi atención sin darme apenas cuenta. Al habla un chico que no parecía demasiado mayor, calculo que rondaría los 35 años. Llamaba diciendo que estaba desesperado, que tenía miedo del futuro. Este chico era disminuido psíquico. Trabaja en un centro ocupacional, en el que lleva desde que terminó 8º de EGB. El chaval se expresaba muy bien, muy correcto y con mucha sensatez. Dijo que trabaja de lunes a viernes de 9 de la mañana a 17 de la tarde. Se dedica a colocar etiquetas en la ropa.

Muy bien, este chico cobra 100 € al mes. Trabaja unas 35- 40 horas semanales.

Esa era la causa del miedo que tenía del futuro. Vive con sus padres y cobra una pensión de 240 € mensuales. En total cuenta, como vemos, con 340 € cada mes. Él entiende que cuando sus padres mueran el no va a poder hacer su vida. Y es normal que lo piense. Todos sabemos que una persona no puede vivir con esa cantidad de dinero. Ya llorando seguía contando que, por si fuera poco, le llevaba al trabajo un autobús de la empresa que tenía que pagar de su bolsillo. Tampoco le pagan la comida, come todos los días en el trabajo y es algo que debe costearse él.

El caso es que no yo no daba crédito a lo que escuchaba, me parecía imposible. La presentadora del programa le preguntó si no podía trabajar en otro sitio y comentó que la psicóloga del centro le dice que él no da para más. Es decir, que a los del centro ocupacional no les apetecía que esta persona saliera de ahí.

Y no entiendo, no entiendo como un centro ocupacional puede explotar así a sus trabajadores. Este es un lugar donde, teoricamente, se ayuda a personas que por diversas minusvalías se encuentran con menos oportunidades ante el mundo y la sociedad. Pero lo que estan haciendo con este chico no es ayudar, es explotar y aprovecharse de la situación. El centro o la empresa de la ropa que etiquetan ahí. Me parece una barbaridad que estas cosas se puedan permitir, que haya personas trabajando siete y ocho horas diarias cobrando esa miseria. Se supone que estos centros, además, deben posibilitar la independencia de estas personas, ayudarles en lo posible para que pueden hacer una vida lo mas normal posible y sobre todo que puedan valerse por si mismos. Esta claro que cobrando esa cantidad de dinero no puede, ni él ni nadie, valerse por sí mismo.

Cuando colgó el chico me quedé muy pensativo. Muy pensativo y muy triste. No podía entender como hay gente que hace posible estas situaciones y luego duerme tranquila por la noche. Estas cosas le dejan a uno muy mal, si quien tiene en sus manos el poder ayudar a los que peor lo tienen no hace sino ponerselo peor aún ¿en quién confiamos? Muy triste.

Luego llamo una chica, le dijo como podía hacer para salir de esa situación dándole nombres de sitios donde debía preguntar y asegurándole que lo conseguiría. Y así volvío a tener algo que decir la esperanza.

3 comentarios:

Rayo dijo...

Increible!

El objetivo de los trabajos para minusválidos debería ser el de integrarlos en la sociedad. Ellos desarrollan una labor adaptada a sus dificultades y de esta manera se sienten útiles. Al mismo tiempo esta labor debería ser remunerada dignamente para fomentar su independencia.

La explotación laboral es indignante, pero si además se hace con discapacitados es totalmente amoral.

Ricardo dijo...

No sé hasta que punto puede ser rentable una "empresa"-centro ocupacional y, para ser sincero, me la pela. Con esto no voy a justificar los 100€. Lo que sí creo es que el objetivo, como ha dicho rayo, es ayudar a la integración social y al sentimiento de utilidad de las personas con minusvalías. Si estos centros no son rentables y no pueden pagar un sueldo digno a sus trabajadores y trabajadoras debemos confiar (aunque cueste) en nuestro cada vez menos Estado del Bienestar. Habrá que complementar, ayudar, subvencionar, becar o como queramos llamarlo a estos centros para que las personas que lo utilizan tengan una opción digna de vida.

Todo esto por si a alguien se le ocurre justificarlo por la baja rentabilidad del "negocio".

La respuesta de la psicóloga del centro, si fue la que se expone, creo que supone motivo de inhabilitación, porque el tratamiento de choque que pretende diciendo a un paciente que no está habilitado para otra cosa, me parece ruin.

Yo también tengo la esperanza de que haya centros, instituciones y sobre todo, personas que logren una vida digna para todos y todas las que vivimos en este mundo.

Oskar dijo...

Me parece muy interesante lo que has dicho Ricardo sobre que, en caso de que un centro de este tipo no sea rentable, se pueda hacer cargo la administración (o a quien le toque) de que esas personas tengan una vida digna. Estoy totalmente de acuerdo y creo que se me escapó ese detalle. Está claro que, siempre y en todos los casos, las administraciones tienen que asegurar que las cosas se hagan bien y deberían certificar que nadie sufra este tipo de abusos. Pero no lo hacen, lo vemos cada día. O por lo menos no hacen lo suficiente.